Encomendados a "San Wuilker": seis expertos hablan sobre el arquero de Venezuela

Wuilker Faríñez. Foto de Simón Bardinet
De un lado al otro del arco, allí está él. Elasticidad, dinámica, liderazgo, reacción… todo con la serenidad como don principal. Venezuela se encomienda a su santo patrón, Wuilker Faríñez.

El arquero de 19 años esperanza a la familia del fútbol nacional con sus intervenciones. Aunque la Vinotinto esté eliminada del camino a Rusia, con el subcampeón mundial sub 20 el futuro luce despejado. Si alguien tiene una brújula con el norte en Qatar, ése es el genial guardameta caraqueño.

Ante Colombia volvió a asombrar al mundo. Radamel Falcao García, enrachado, fue frenado en seco con sus tapadas. Y los cafeteros tendrán que asegurar su pase a Rusia en otras latitudes, porque de Venezuela salieron con un 0-0.

Richard Páez Monzón. 


Richard Páez Monzón, padre del boom Vinotinto, establece su visión acerca del orgullo de Catia: “Es un talento natural que ha tenido una maduración precoz. Desde el principio, cuando se mostró en las categorías inferiores, desarrolló una capacidad de enfocarse totalmente en el partido, nunca lo encuentras fuera de foco, nunca lo encuentras lejos de la circunstancia en la que debe actuar”.

Sobre sus características técnicas, analiza el timonel criollo entre 2001 y 2007: “Es muy rápido en el área y tiene una potencialidad reactiva que muestra su talento. Sin gritar ni hablar demuestra su liderazgo con su actitud en la cancha. Tiene una buena técnica de pegada, adecuada, es un pasador nato y preciso desde su área a otras zonas del arco”.

Daniel de Oliveira. 


“Se diferencia del resto en su inteligencia táctica, su posicionamiento en el campo en las distintas jugadas del equipo al momento de defender y atacar”, analiza Daniel de Oliveira, ex seleccionador sub 17 de Venezuela. “Es un comunicador, sabe comunicarse visual y verbalmente de manera adecuada. Lo otro es que, si bien un arquero debe tener personalidad, tiene que aportar tranquilidad a su línea defensiva y a la de volantes de primera línea. Le da una tranquilidad enorme al equipo”.

“Es la columna vertebral del equipo, con la sub 20, la selección mayor y el Caracas. Tiene una capacidad de decisión destacada. Sus gestos técnicos son rápidos: como arquero, tiene esos gestos ofensivos y defensivos rápidos, de la mano con la toma de decisión. Son los dos aspectos más objetivos.”, recalca De Oliveira. 

Renny Vega. 


Renny Vega es el espejo en el que siempre se miró Faríñez. El guardameta nacional que derrotó a Brasil (2008) y Argentina (2011) muestra su orgullo cuando se le habla del joven que, para él, es un gato.

“Me siento muy orgulloso, lo que ha hecho con la selección y el club es impresionante”, considera el criollo. “Con lo que logró es en el Mundial y en las eliminatorias es un fenómeno. No tiene competencia: sentó a (Alain) Baroja, a Dani (Hernández) y se adueñó del arco de Venezuela. Es un gato ese muchacho, con mucha personalidad: a esa edad, a cualquiera le costaba. Uno cree que tiene 30 años jugando, y esa tranquilidad le da garantía a cualquier técnico”.

“Cuenta con todas las herramientas, quizá le falta jugar un poquito más con los pies, pero tiene salida, bajo los tres palos es un gato, vuela por todos lados, ayuda al contragolpe”, considera el portero de la exitosa Copa América Argentina 2011. 

Napoleón Centeno y Wuilker Faríñez. 


Napoleón Centeno, coordinador de Venezuela durante 27 años, exalta su humildad: “Me tocó responsabilizarme por él, porque era el que menos edad tenía, ser como un padre para él. Siempre le recomendé tranquilidad, sabía que el universo le daría la oportunidad. Rompió el paradigma de que el mejor arquero es el que tiene mayor edad. Es un ser humano completo, integral, siempre agradecido, además de ser un portero excepcional”.

Carlos Maldonado. 


Para Carlos Fabián Maldonado, tricampeón de Venezuela como técnico, actual DT de Zulia FC, lo mejor de Faríñez es su actitud: “Tiene una tranquilidad enorme, serenidad, es un muchacho serio, correcto. Consigue sus objetivos, tapa penales, sacarle una pelota fantástica a Falcao y uno le ve el gesto, el rostro de un niño tranquilo, sereno, que no se lleva por la emoción, siempre frío, tranquilo, con personalidad. Es un arquero completo”.

“Quizá le falte biotipo”, apunta el montevideano, ex delantero de la Vinotinto, “pero tiene todo lo demás: una reacción corta –que es lo mejor que tiene-, espectacular, saca bien. Es completísimo. Ya no le faltan minutos en Venezuela, lo demostró en la de mayores, en Caracas. No necesita más minutos para salir al exterior. No es un jugador del futuro, es un jugador del presente. Es uno de los mejores arqueros de Sudamérica. Tiene todos los atributos de una estrella. Creo que merece ir a Europa”. 

Ignacio Benedetti. 


“Más allá de lo que uno le ve en los partidos, es un futbolista superlativo”, resalta Ignacio Benedetti, colaborador venezolano de la revista especializada The Tactical Room. “Tiene capacidades que me recuerdan a otros arqueros sin que esto suponga que es igual a ellos, por ejemplo Víctor Valdés. Cuenta con una potencia de piernas tremenda, una explosión de fibras que le permiten no solo reaccionar en la primera ocasión, sino reponerse para el segundo disparo. Eso se ha notado en sus actuaciones tanto con Caracas como con la selección. Es bravo, no se achica. Me acerca a Wuilker con Renny es esa desfachatez para jugar y reponerse del error inmediato”.

¿Cuánto tiempo más lo tendrá el Caracas FC? ¿Cuánto tiempo más será visto en los campos de Venezuela?

“Debe salir pronto, completar su formación en Venezuela, aprovechar algún torneo internacional, pero el año que viene debe salir de Venezuela para desarrollar cambios en otro nivel”, considera Páez. Interviene De Oliveira: “Creo que Caracas lo está llevando muy bien, le está dando minutos de juego en el fútbol nacional, se está afianzando en el campo. Por más bueno que sea, a lo mejor en el exterior no tendrá tantos minutos como en el Caracas”.

Benedetti pide tranquilidad: “El paso a Europa es algo que me molesta un poco, porque se le juzga, se cuantifica su influencia a partir de centímetros o kilos. No llega al metro ochenta, pero no debe haber recibido más de cinco, ocho, a causa de esta falta de estatura: el asunto es que en el fútbol pesan más los prejuicios que las virtudes. Yo no presionaría para que salga: en estos momentos no tiene un arquero que le haga sombra. En estos momentos, Wuilker debe tener paciencia”.

Pero Vega le pone picante al asunto: “Si el Caracas no lo puede sacar, que me lo den a mí y lo saco”, bromea. “Ya está en la hora de partir de Venezuela, lamentablemente cerró el mercado actual, pero en diciembre tiene que dar el salto”.