Neymar, el nuevo rey de Francia

El cataclismo del mercado de verano de 2017 se llama Neymar al PSG. Los 222 millones que pagaron los franceses por el delantero que hizo vida en el Barcelona representan un movimiento gigantesco en el fútbol mundial, el más grande de la historia. “El FC Barcelona y Catalunya estarán siempre en mi corazón, pero necesito nuevos desafíos”, escribió el nuevo 10 parisino en un comunicado.
 

La Liga española trabajó para frenar el pago del conjunto dominado por el dinero qatarí, argumentando que incumple con las reglas del juego limpio financiero. No obstante, la Fifa ampara al jugador brasileño y los clubes: la traba se rompió.

El habilidoso atacante de 25 años, autor de 105 goles con el Barcelona desde el 2015 y miembro del infernal tridente conformado con Lionel Messi y Luis Suárez, será presentado hoy en la capital francesa.

La periodista española María Díaz Valderrama, de Las Voces del Mundo, recalcó que el traspaso del oriundo de Mogi das Cruzes no solo se basa en los 222 millones de euros, sino otra cantidad astronómica en distintos ítems: 80 millones de euros en prima, 100 millones en cargas sociales y 310 millones en salario por cinco años. 

No incluye, como un asterisco irónico, lo ganado en publicidad.

Impresionante.

Pero, ¿qué representa para el PSG hacerse con los servicios del delantero? Lo analiza para PANORAMA el periodista, especialista en Mercadeo Deportivo, Daniel Prat Jerez.

“Para el PSG será un gran fichaje, a nivel deportivo y a nivel de negocio, que le permitirá alcanzar mercados muy potentes en Sudamérica y en Asia durante los próximos años. Aunque ha estado siempre opacado por el ruido de sus millones, el PSG ha trabajado muy bien su relación con la afición en Paris y la experiencia que brindan a los espectadores en cada uno de los partidos es de las mejores de Europa actualmente”, considera el caraqueño, residente en España.

“Sin embargo, al ver la implicación del Gobierno de Qatar, necesaria para poder asumir la operación, lo más probable es que el fichaje de Neymar sea también parte de estrategia del país árabe, en los próximos cinco años que terminarán, justamente, con el Mundial de 2022 en su país”, apunta Prat Jerez. “No podemos afirmarlo aún, pero lo más probable es que Neymar se convierta en el próximo gran embajador del país, una estrategia que ya utilizaron con Guardiola, Raúl o Xavi. Sin embargo, con el brasileño la repercusión será mucho mayor y alcanzará a muchos más lugares. Lo que le permitirá potenciar aún más su posicionamento como país”.

Oswaldo Vizcarrondo, defensor central venezolano del Troyes de la Ligue 1, conversó con el diario Le Parisien. “Se trata de un jugador muy rápido”, explica el caraqueño, que lo enfrentó en el 0-0 de la Vinotinto ante Brasil por la Copa América 2011. “No está en el mismo registro de Zlatan, no es tan grande, no tiene su físico. Es un delantero típicamente sudamericano, que se mueve rápidamente y al que hay que vigilar constantemente”.

El experimentado zaguero capitalino, que militó previamente con el Nantes, indicó que la llegada de Neymar al torneo galo “aumentará el atractivo del campeonato, elevará su nivel. Los partidos contra el PSG serán aún más esperados por los jugadores y el público”.

“Estoy seguro que en la liga francesa Neymar la romperá. El PSG marca una diferencia muy abismal en Francia, comparado con los otros clubes, excepto el Mónaco, que el año pasado le hizo competencia. Ahora Lille, Lyon, Marsella le pueden pelear, pero de lejos. Pero la mira la pondrán en la Champions League, allí es donde va el arsenal. La liga y la copa la conseguirán, pero el reto es la Champions”, destaca el defensor marabino Grenddy Perozo, ex jugador del Ajaccio galo, en conversación con este diario.

“La liga francesa no es la primera de Europa, tiene tres o cuatro por delante, pero la llegada de Neymar al PSG hará que la liga siga creciendo, luchando para ubicarse en el top 3 de Europa”, recalca el zaguero del Zulia FC, que como Vizcarrondo chocó contra el Brasil de Neymar en la Copa América de 2011.

La era del malabarista de la banda izquierda comienza a orillas del río Sena. El triunfo parece garantizado, al menos de forma local. Resta esperar si puede conquistar Europa.