Grenddy Perozo vuelve al Zulia FC: "Se crea una competencia sana en la defensa"

Grenddy Perozo presentado por el vicepresidente Manuel de Oliveira. Foto N. Cumare / Zulia FC
La urgida defensa del Zulia FC, que ha recibido cuatro goles en los dos primeros partidos del Clausura, recibe con los brazos abiertos la jerarquía de Grenddy Perozo. El marabino, que volvió esta semana al conjunto negriazul procedente del Sport Boys de Warnes boliviano, apunta a la titularidad para enfrentar el sábado al Monagas en el “Pachencho” (4:00 pm).

Perozo disputó 35 partidos (un gol) con el Sport Boys en el torneo boliviano, y cinco duelos en la Copa Libertadores 2017.

El orgullo de Los Haticos estuvo con el Zulia FC en el 2015, jugando 12 compromisos con los petroleros. En aquel momento hizo pareja en la defensa con Giovanny Romero, hoy con Táchira. Hervé Kambou y Henry Plazas luchan por ser su nuevo acompañante.

Las primeras palabras del defensor en su regreso al conjunto del Lago:

El retorno: Vengo con ganas de aportar, de tratar de poner mi seriedad, el liderazgo que se necesita en estos momentos. El equipo no arrancó bien, pero no hay que volverse locos, es un equipo que sufrió bajas importantes y con un grupo de jugadores jóvenes, que necesitan el apoyo para que se terminen de soltar y muestren el talento que tienen.

¿Por qué Zulia? Tuve otras opciones, pero a esta altura de mi carrera juego donde quiero, donde me siento bien. He estado bastante en el exterior, estuve en países más estables y mejor económicamente que el nuestro, pero no me he sentido feliz, no me he sentido valorado. En mi primera venida al Zulia llegué desde Francia, y todo el mundo decía que estaba loco. Yo nunca había jugado en el estado Zulia de forma profesional, pero jugué y fui feliz. Esta institución está creciendo, son cosas que uno valora.

¿Está disponible para el sábado? Sí, no al 100%, pero no estuve tanto tiempo parado. La liga boliviana paró hace poco, me sigo manteniendo. Cuando uno pasa los 30 le cuesta cada vez más; yo seguí entrenando para que no me pegara tanto.

La experiencia en Bolivia: Los número hablan por sí solos, la continuidad que tuve en Libertadores y torneo local demuestran que tuve una participación importante. En lo grupal no salieron las cosas como las quería la directiva, pero en lo personal pude sumar. La liga boliviana es muy difícil por la altura, la diferencia entre los equipos de la sierra y los de la altura. Los que salen campeón desde la sierra el mérito es doble. No es lo mismo jugar en casa que jugar en La Paz o en Oruro. Pero me sentí bien, disfruté.

La defensa del Zulia FC: Trabajamos todos, hubo rotación, trabajé con Plazas y Kambou. Se crea una competencia sana que nos ayudará a todos a crecer, que no aflojemos en nuestro nivel, nos beneficiará a todos.

La juventud petrolera: Una plantilla muy joven, pero con un talento impresionante, jugadores bien estructurados. En otra época no se veía eso, demuestra lo que ha crecido nuestro fútbol. Son futbolistas de 18, 19 años que tienen que explotar y aprovechar el momento en el equipo.

Daniel Farías:
Fue un factor para poder venir al Zulia. Sé lo exigente que es, con un ritmo de alta competencia, pero me beneficiará para volver al estado óptimo de condiciones. Vengo a aportar, a estar a disposición de lo que el cuerpo técnico pida.

El partido contra Monagas: Dios quiera que volvamos con una victoria, algo que el equipo necesita para poder soltarse. Vi algunos partidos de Monagas estando en Bolivia. Conozco de su potencial. Estaremos con las ganas de vencer, sumar los tres puntos, dejarlos en casa y que comience el regreso de Grenddy Perozo con un triunfo.