Esposa de Edgar Rito: "No hemos tenido tiempo ni para ponernos tristes"

Foto cortesía Familia Rito
Once días cumple ya el futbolista zuliano Edgar Rito, detenido en Valencia al estar en las protestas en el distribuidor El Trigal. Jugador del club Gran Valencia, el delantero fue uno de los 21 arrestados el 20 de julio por las manifestaciones contra el Gobierno nacional.

Jailin Almarza, esposa del ex jugador de Zulia FC, Unión Atlético Maracaibo y JBL, entre otros, conversó con PANORAMA sobre la situación del atacante de 29 años.

“Edgar vive cerca del lugar de las protestas. Salió y lo detuvo la Policía Nacional Bolivariana (en las notas de prensa del día señalan que fue Policarabobo). Nunca lo golpearon, siempre lo han tratado bien. Nunca se alzó, se quedó tranquilo cuando lo detuvieron, no lo han tocado”, relata Almarza.

“Primero se lo llevaron a un lugar llamado Ciudad Chávez, me llamó por teléfono gracias a un Cicpc (Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas) para informarnos, el jueves de la semana pasada. El sábado pasado lo juzgó un tribunal militar y le dieron 45 días para las investigaciones”.

Edgar Rito con el Gran Valencia. Foto cortesía Familia Rito. 


La lucha de Almarza y su suegra, Zayda Manzanilla, comenzó de inmediato: “Hemos ido y venido con abogados, recolectando documentos para acreditarlo como jugador de fútbol, que no es un delincuente, que se encuentra en Valencia porque está jugando con un club local. Estamos su mamá y yo, guerreando, no nos trajimos a la bebé por la incomodidad del cambio de ciudad. No te digo que no estamos afligidas, pero luchamos para darle apoyo a Edgar. Lo visitamos donde se encuentra, pero lo vemos de lejitos, no hemos tenido tiempo ni para ponernos tristes. Se espera que haya una audiencia esta semana y reconsideren su caso. Él es un deportista, un atleta, siempre alejado de los problemas”.

Actualmente, Rito se encuentra en la Comandancia General de Carabobo, junto con otros manifestantes. “No está con delincuentes comunes. Habían amenazado con llevarlo a Uribana, pero no han podido por el tema de las protestas. Dios nunca desampara a uno, tenemos fe en que quede libre pronto”.