La larga ruta de Corea a Qatar: ¿cómo manejar a los juveniles?

Venezuela se quedó con el subcampeonato del Mundial sub 20 de 2017. 
El talento es innegable y si el trabajo es continuo, puede llegar a instancias de estrellas internacionales. Auténticos cracks. Pero aún falta para colocar sobre los hombros de los juveniles mundialistas de Corea del Sur 2017 la pesada carga de las eliminatorias a Qatar 2022.

Ya están ganando en experiencia: Rafael Dudamel, técnico de la absoluta y de la sub 20, le ha dado titularidad y minutos en el premundial de Rusia 2018 a jugadores como Wuilker Faríñez, Adalberto Peñaranda, Yangel Herrera y Yeferson Soteldo. ¿Quién más se sumará en el camino a los desiertos qataríes?

Y, lo más difícil, ¿cómo engranarlos con los jugadores de mayor rodaje, los Tomás Rincón, Salomón Rondón, Alejandro Guerra y compañía?

“Lo hecho es increíble. Han llevado lejos al fútbol venezolano, una hazaña inédita, impensable. Uno juega para ganar, pero conseguirlo al nivel mundial no es fácil”, apunta Ricardo David Páez, internacional en 64 partidos con Venezuela, actualmente retirado. “El cuerpo técnico y los jugadores están convencidos y compactos. Pero trasladar esto a la selección mayor es peligroso, porque la gente lo primero que piensa es que son los que nos llevarán a Qatar”.

Recalca el antiguo mediocampista, autor de siete goles con la Vinotinto: “Uno se pone a analizar a los campeones sub 20 argentinos o brasileños, equipos campeones olímpicos y llegan dos, tres, cuatro a la mayor. Es muy difícil entender que un campeonato sub 20 no tiene jugadores de experiencia y el fútbol, cuando lo mezclas con jugadores de experiencia, el nivel de competición se eleva. Es distinto a un campeonato sub 20”.

Grenddy Perozo, actual jugador del Sport Boys de Warnes de Bolivia e internacional con Venezuela en 44 partidos, advierte la dificultad de utilizar a los juveniles para los compromisos de la mayor, recordando el caso de la sub 20 mundialista en 2009.

“Muy pocos jugadores tuvieron la continuidad, no porque el entrenador anterior (César Farías) no les diera las oportunidades, sino muchas veces por la falta de mentalidad del jugador, porque el futbolista debe mantener el nivel. No hay que quemarlos, son jóvenes todavía, a muchos les falta seguir rodando, no hay que lanzarlos directamente a competencias, porque podemos quemarlos”, considera el central marabino, que como Páez fue parte de las selecciones juveniles de Venezuela.

“Esta generación, si se mantiene y hace el trabajo necesario, nos llevará a un Mundial de mayores. Me alegra ver la evolución de nuestro fútbol, nuestros jóvenes”, apunta Perozo.

Fernando Petrocelli, periodista venezolano de Directv Sports, ha tenido la oportunidad de seguir el devenir de la sub 20 en el Mundial de Corea del Sur 2017. “Uno observa la madurez de la sub 20, la sobriedad de los centrales, el aplomo de Faríñez, la calidad de cada uno de ellos, Peñaranda, Soteldo, Lucena, Córdova... te ilusiona”, reconoce desde Buenos Aires.

El narrador se atreve a lanzar un once para la ruta a Qatar, uno por uno: “Faríñez debe mantener la línea de crecimiento y ser titular de la selección; Ronald Hernández tiene una excelente opción de suplir a Rosales; Ferraresi puede acompañar a Sema Velázquez, incluso por encima de Wilker Ángel. En la izquierda, donde está Feltscher, me está gustando José Hernández. Tomás Rincón es titular, pero la pegada de Lucena es para tomarla en cuenta, ni hablar de Yangel Herrera. El medio de ataque es el más complicado, hoy con Añor, Otero, Machis, Murillo, quizá Guerra en su último premundial... Soteldo y Peñaranda deben estar en la convocatoria, pelear por un puesto. Arriba deben seguir Rondón y Josef, no veo a Peña y a Chacón peleándole un puesto a ninguno de los dos. Córdova debe pelear un lugar, como extremo y como nueve. Creo que será convocado. Todos cuentan con la venia de Dudamel: si tienen un buen presente, para mí estarán”.

Pero Páez es cauto.

“El trabajo se está haciendo, Rafael (Dudamel) ha hecho una gran labor en menores, que nos da para ilusionarnos, pero creo que si en esta eliminatoria (2018) no dimos resultados, con la clase de futbolistas que tenemos, en la siguiente, así sumemos en masa a los de la sub 20, también será difícil”, indica el ex volante. “No podemos hipotecar el trabajo de la mayor. Estos muchachos pueden complementar la experiencia que ya tenemos en la selección mayor y por generación, irán adquiriendo puestos de liderazgo en la mayor, pero aún no pueden subir en masa, el estilo de juego es distinto, muy diferente jugar contra juveniles que contra futbolistas mayores de otras ligas”.

El experimento fallido de la generación 2009

Las expectativas eran altísimas. Clasificados al mundial juvenil, el boleto al de mayores quedaba a la vuelta de la esquina. La lógica popular era: utilizando a los jugadores sub 20 para el ciclo de Brasil 2014, el pase estaba asegurado. 

Venezuela quedó eliminada del camino a Brasil, a dos puntos del puesto de repechaje, en manos de Uruguay con 24. Otra Copa del Mundo que pasaba al sótano de las frustraciones nacionales.
¿Cómo evitar que la historia se repita, pensando en Qatar 2022 con los mundialistas juveniles de 2017?

Rafael Dudamel está conduciendo, en Corea 2017, a la generación que ha llegado más lejos en un torneo mundial sub 20: la final. César Farías abrió las puertas en 2009, con el pase a Egipto 2009, alcanzando los octavos de final.

Pero las piezas tienen sus diferencias. En 2009, pocos hacían vida en el exterior. Gracias al reglamento del juvenil en cancha de primera, instaurado por la FVF, se ganó en experiencia. 

En 2017 no solo tienen fuerza en los equipos de primera de Venezuela, sino que son piezas que ya dieron el paso al exterior, como Yangel Herrera (NY City, EE UU), Adalberto Peñaranda (Málaga, España) y Yeferson Soteldo (Huachipato, Chile), entre otros. 
 
Ya en la ruta a Sudáfrica 2010, Farías le daba oportunidad a los juveniles. Llamó a diez ante Argentina y Colombia, para que comenzaran a tener roce con los mayores: la camada estuvo compuesta por Rafael Romo, Carlos Salazar, Francisco Fajardo, José Manuel Velázquez, Rafael Acosta, Guillermo Ramírez, Ángelo Peña, Francisco Flores, Yonathan del Valle y Salomón Rondón. 

Solo Rondón explotó, por sus grandes actuaciones en el exterior con Málaga, Rubin Kazan, y Zenit, hasta llegar al West Bromwich inglés. Unos se disolvieron en el fútbol local, otros se encuentran aún luchando en equipos de ligas medianas en el exterior. 

Dudamel, con la eliminatoria a Rusia 2018 perdida, continuó con el camino de Noel Sanvicente. Wuilker Faríñez asumió la titularidad del arco, con grandes actuaciones. Jugadores como Soteldo, Peñaranda y Herrera comienzan a ser habituales. Aún falta.