José Argote: "El VAR es de gran ayuda, si lo usamos de manera adecuada"

José Argote, árbitro zuliano. 
¡Es un gol! Todos salen corriendo, festejan con los ojos desorbitados, abrazos por un lado, la tristeza se apodera del otro. De pronto, el silencio. El árbitro principal baja el rostro. Entran los minutos de angustia. Y comienza a trabajar el sistema de Videoarbitraje (VAR, siglas del inglés Video Assistant Referee).

¿Es gol? El juez principal consulta, a través del audio, con tres compañeros que se encuentran en una sala, viendo el partido a través de las pantallas. Un minuto, dos minutos.

No es gol. La jugada se anula. Y la duda se convierte en frustración para un lado y en tranquilidad para el otro. La polémica, a pesar de todo, sigue servida. El VAR habló.

José Argote, juez zuliano, conversó con PANORAMA sobre el uso de la novedad tecnológica en los campeonatos de 2017. Él estuvo en dos partidos durante el Mundial sub 20 como asistente de video arbitraje: el Arabia Saudí 0-2 Senegal y el Nueva Zelanda 3-1 Honduras, además de ser cuarto árbitro en el Vanuatu 2-3 México y Corea del Sur 1-3 Portugal.

—¿Cómo fue el período de trabajo previo a los partidos oficiales? ¿Quiénes son los árbitros que trabajan desde el salón?

—Antes del campeonato estuvimos diez días con los compañeros árbitros y las delegaciones, para adaptarnos al nuevo sistema. Se hicieron cursos teóricos y prácticos. Actúan el VAR (asistente de video) 1, el VAR 2 y el VAR 3. El 1 es el encargado del grupo, el que toma la decisión final; el 2 apoya las jugadas del 1, tomando la decisión en conjunto para informarla al árbitro principal en el campo; el 3 es el asistente, que observa las jugadas de fuera de juego en la culminación del gol.

—¿Cuántas pantallas tienen?


—En la sala hay seis pantallas. Cada árbitro tiene dos pantallas. El número 1 tiene una en vivo con el partido y otra, en pantalla gigante, con las tomas de las doce cámaras del terreno de juego. Para el Mundial sub 20 se usaron 12, en la Copa Confederaciones son 24.

—¿Qué fue lo más difícil en la adaptación?

—Esto es nuevo. Los compañeros en Copa Confederaciones están como nosotros en el Mundial sub 20, primera vez que se sientan en un partido con tantas cámaras. No somos productores de televisión. A medida que pase el tiempo nos iremos adaptando mejor. Pero es una función que nos ayudará mucho en las jugadas más trascendentales. Estoy casi seguro que no perjudicaremos a un equipo.

—¿En cuáles jugadas participan los árbitros asistentes de video?

—Hay un protocolo hecho por Fifa, en el que nos especifica las jugadas en las que podemos intervenir. No lo podemos hacer en todo el partido, sino en situaciones clave: el gol, en el que verificamos desde el inicio de la jugada hasta el gol, a ver si no ocurrió una infracción, una mano, una falta, si estaba en fuera de juego y si el balón entró o no; en penales, si existió o no la falta para el penal; y la tarjeta roja directa, es decir, cualquier jugada que únicamente que amerite tarjeta roja, juego brusco o violento.

—¿Puede pedir una repetición algún entrenador, como en otros deportes?

—Nadie del cuerpo técnico puede pedir una revisión de jugada, solo los asistentes arbitrales o el árbitro principal.

—¿Con qué otro apoyo cuenta el árbitro?

—Pueden existir jugadas confusas, de apreciación. Para eso existe, en una mesa técnica aparte, un televisor que puede ser consultado por el principal. El árbitro de video transmite la imagen más clara, más idónea, para que allí lo pueda ver el árbitro y tome sus correctivos.

—¿Cuál es el balance del uso del VAR, su opinión?


—La tecnología se ha venido pidiendo desde hace mucho tiempo, pero la decisión la toman los jefes de la Fifa. Con la llegada del nuevo presidente, Infantino, se pidió que se implementara. Tiene un período de prueba de dos años para utilizarse. Para mí, es una gran ayuda, dependiendo si lo usamos de manera adecuada y evitar grandes errores. Queremos impartir la justicia para los dos equipos por igual.

—¿Qué debe mejorar? ¿Cuáles son sus sugerencias?


—A medida que pase el tiempo, debe mejorar el sistema de comunicación, que por ejemplo en Corea no estuvo a la perfección; y la rapidez de las decisiones. Pero todo es cuestión de tiempo. Será muy beneficioso para todos.