Venezuela, en la élite: pasó a cuartos de final del Mundial sub 20

La celebración de Venezuela tras la victoria sobre Japón. Foto: Simón Bardinet. 
Luchar, sufrir y vencer. La épica vinotinto suma un nuevo capítulo en el libro: Venezuela derrotó a Japón 1-0 en tiempo extra y avanzó a los cuartos de final del Mundial Sub 20 de Corea del Sur, con un gol de Yangel Herrera.

El escuadrón de Rafael Dudamel enfrentará, el próximo domingo desde las 2:00 de la mañana, al ganador del duelo entre Estados Unidos y Nueva Zelanda del jueves.

Herrera, con un córner cobrado por Ronaldo Lucena al minuto 109, cabeceó para el tanto de la victoria. El mediocampista del NY City de la Major League Soccer, capitán de la Vinotinto juvenil, rompió el celofán de octavos de la sub 20, que en 2009 se quedó en esa ronda al caer 2-1 con Emiratos Árabes Unidos.

El duelo en el estadio de la Copa del Mundo de Daejeon asomaba como el más complicado para los criollos, que pasaron a octavos invictos, tres victorias en tres compromisos, con diez goles a favor y ninguno en contra.

“Se ha desarrollado como lo habíamos imaginado y como lo habíamos preparado”, indicó el técnico Dudamel. “Quizás en algún momento lo sufrimos más de la cuenta, pero pudimos corregir rápidamente. Me siento inmensamente orgulloso de nuestra selección, de nuestra Vinotinto, que hoy ha dado una demostración de amor propio y mucho compromiso”.

Los nipones, campeones de Asia, clasificaron a la segunda ronda como terceros del grupo D, con una victoria, un empate y una caída, cuatro goles a favor y cinco en contra.

Luego de una internada de Adalberto Peñaranda al minuto cuatro, en el que estrelló la pelota en la pared exterior derecha del arquero Ryosuke Kojima, Japón contó con la ocasión más clara del partido. Ritsu Doan, al 28, estrelló la pelota al travesaño luego de un soberbio tiro libre.

Aunque el primer tiempo fue de Japón, los criollos levantaron en la segunda mitad, pero siempre en tenencia de balón y no en oportunidades claras.

Defensivamente, el conjunto venezolano mantuvo la tónica del torneo, en la que no han recibido goles: centrales ordenados que ganaron todo por arriba (Williams Velásquez y Nahuel Ferraresi), laterales solventes al cerrar y atacar (José y Ronald Hernández), la serenidad de Wuilker Faríñez en el arco y la ayuda del capitán Herrera desde el mediocampo.

Durante los 90 minutos reglamentarios, Dudamel evitó hacer cambios. Las modificaciones (cuatro, según la nueva regla de la Fifa por la prórroga) llegaron todas en los 30 minutos extra.

El cabezazo de Herrera abrió las puertas de la historia a Venezuela. “Yangel tiene un liderazgo natural”, refirió Dudamel, “que lo hace ser el capitán de nuestra selección. Ya lo fue en la sub 15, sub 17 y está culminando su proceso de selecciones juveniles con la cinta de capitán por su recorrido ejemplar”. La Vinotinto, ahora, ¡va por más!