Real Madrid busca darle mayor espacio a su gloria

Benzema en su jugada de antología contra la defensa del Atlético. AP
El Real Madrid sigue hilvanando colores a su rica historia: el merengue llegó a su tercera final de la Liga de Campeones en cuatro años, buscando convertirse en el primer equipo de la era moderna en alzar la copa en dos ocasiones consecutivas, al eliminar al Atlético de Madrid en la semifinal.

La Juventus lo espera en Cardiff, en la definición del 3 de junio.

Pese a caer con los colchoneros 2-1 en el estadio Vicente Calderón, ayer, los merengues avanzaron a la final gracias al triunfo 3-0 en la ida. En la casa de los blanquirrojos, Saúl y Antoine Griezmann adelantaron al Atleti, ahogando la reacción Isco, tras una jugada de antología de Karim Benzema.

Atlético salió a presionar desde el inicio, buscando el gol que abriera el camino a la remontada. Y, luego de un par de intentos frustrados, llegó el tanto al 12: Saúl, con un impecable cabezazo, anotó el 1-0 para los colchoneros.

Cuatro minutos más tarde, la ebullición en el Vicente Calderón llegaba a su punto máximo. Raphael Varane cometió una falta sobre Fernando Torres en el área y Antoine Griezmann se encargó del 2-0.

El francés cobró suave y el arquero Keylor Navas tocó la pelota, pero la envió hacia su izquierda.

Con el Atleti cediendo el campo al Real Madrid, los merengues se lanzaron al todo o nada. Y al 42, llegó el descuento.

Karim Benzema se deshizo de tres marcadores y avanzó sobre la línea final, enviando el centro para el disparo potente de Toni Kroos. Tapó el tiro Jan Oblak, pero el rebote le quedó al genial Isco, que marcó el 2-1, global 4-2 para los blancos
Isco, autor del gol, celebra con Cristiano Ronaldo. Foto AP
.

El segundo tiempo fue un trámite para los hombres de Zinedine Zidane. La desesperación del Atlético por un gol más no se tradujo en ocasiones claras, y cuando las tuvo, apareció Navas para evitar la alegría colchonera.

El guardameta tapó un disparo de Yannick Ferreira-Carrasco y un cabezazo de Kevin Gameiro al 66, enfriando la búsqueda del tercer gol.

Fue el último duelo europeo en el estadio Vicente Calderón: la mítica infraestructura será sustituida como sede del Atleti por el estadio Metropolitano.

El martes, la Juventus selló su boleto a la final de Cardiff, con la victoria 2-1 sobre el Mónaco. Mario Mandzukic y Dani Alves anotaron los goles “bianconeri”, descontando Kylian Mbappé. El global terminó 4-1, gracias al 2-0 piamontés de la ida.

Real Madrid busca la duodécima Champions (ganó las copas de 1956, 1957, 1958, 1959, 1960, 1966, 1998, 2000, 2002, 2014 y 2016), mientras que la Juventus quiere conquistar su tercera, luego de obtener las de 1985 y 1996.