"Este equipo es valiente": Zulia festeja el Clausura conquistado en Pueblo Nuevo

Jefferson Savarino. Foto de Arturo Bravo. 
Conquistar dos títulos eliminando a los rivales más fuertes de Venezuela. Deportivo Táchira y Caracas FC, CD Lara y Carabobo FC sucumbieron ante la garra del Zulia FC en Copa Venezuela y el Clausura 2016. Hoy, el equipo petrolero se hace un espacio en la historia del fútbol venezolano.

El pequeño gigante no cree en nadie, solo en su corazón y en el fervor de su fanaticada.

"Este equipo es valiente", apunta el capitán Giovanny Romero. El líder negriazul habla desde la experiencia: es de noche en un estadio de Pueblo Nuevo que, dos horas antes, era un infierno. Más de 33 mil espectadores -todos aurinegros, puesto que no dejaron pasar a los parciales zulianos- rugieron de principio a fin para apoyar al Táchira en la final del Clausura, el miércoles.

Los dirigidos por Carlos Maldonado, golpeados tras la derrota de la ida en Maracaibo 2-0, buscaron remontar ante su gente. Aprovecharon dos fallos de la zaga zuliana para anotar: primero con un cabezazo soberbio de Yuber Mosquera -faltó la marca- y luego con un remate de Jan Hurtado, tras un balón regalado por Sandro Notaroberto.

El capitán Giovanny Romero entrevistado por la periodista Karen Jaimes. Foto de Arturo Bravo.


Ante la adversidad, apareció el pundonor regional. "Vinimos con mucha humildad, no ha sido fácil sacar adelante esto. El equipo lo logró. Los jóvenes ya tienen dos títulos en la vitrina. Yo he ganado mucho, ahora les toca a ellos", señaló Romero.

En el entretiempo, la arenga del técnico César "Champion" Marcano enardeció al plantel. Los zulianos salieron a comerse al Táchira.

"La gente decía que no podríamos con este marco de 33 mil personas", explicó el estratega oriental. "Le dije a los muchachos que no desmayaran, que siguieran con su juego".

La presión fue tremenda, pero el cero permaneció en el marcador para los zulianos. "Llegamos al arco, no conseguimos el gol", lamentó Marcano. Y luego lanzó, con orgullo: "Pero nos llevamos el título".

César "Champion" Marcano. Foto de Arturo Bravo.


"Sabíamos que íbamos a sufrir, pero no sufrimos tanto", insistió el defensor central Romero. "Cometimos dos errores y nos hicieron dos goles. En el segundo tiempo Savarino estrelló un balón al poste, Unrein se quedó cerca".

Los penales, esa ruleta rusa, favorecieron a los petroleros. Edixson González, "San Guagua", el orgullo de Guasdualito, tapó uno. Josmar Zambrano anotó, luego que su compañero Junior Moreno no pudiera meter la pelota. Pero el aurinegro Carlos Lujano falló el suyo: 7-6 quedó todo, y con ello la gloria era zuliana.

"En los penales no podemos reprocharle nada a Junior (Moreno), lamentablemente la tiró afuera. Pero contamos con 'San Guagua' que detuvo un nuevo penal", afirmó Romero.

Hoy, la vitrina del Zulia FC luce dos trofeos: la Copa Venezuela y el torneo Clausura. Pero puede caer uno más: la estrella, la conquista de la final absoluta. Este domingo, en la ida en Barinas, el petrolero chocará con el Zamora FC, campeón del Apertura. La vuelta será siete días después en Maracaibo.

"La clave es la humildad del grupo", recalca el capitán negriazul. "Muchos no nos daban entre los ocho mejores del torneo. Aquí dijeron que de San Cristóbal salíamos goleados. Nosotros trabajamos a la calladita. No fue fácil llegar a la final, fueron seis partidos durísimos. Esto no para, seguimos hasta Barinas y luego a Maracaibo. Queremos un 'Pachencho' con 42 mil personas".

Rivillo y Carlos Moreno. Foto de Arturo Bravo.


En la élite

Solo dos equipos han ganado el doblete en Venezuela: el Deportivo Anzoátegui de Daniel Farías en 2012 y el Zulia FC de "Champion" Marcano y presidido por el hermano del primero, César Farías. El timonel de los negriazules fue asistente técnico en aquel Anzoátegui bicampeón. Zulia FC tiene la oportunidad de alcanzar el título absoluto, esquivo para los orientales en aquella campaña.