Cirigliano sobre Arango y el Zulia FC: "Es una ambición grande, pero posible"

Domingo Cirigliano, vicepresidente del Zulia FC. Foto de Arturo Bravo
El estadio “Pachencho” Romero de Maracaibo y el dueño de casa, el Zulia FC, estarán en los ojos del planeta fútbol el 7 de marzo de 2017. El debut del petrolero en la Copa Libertadores será ante el “Campeón eterno”, el Chapecoense, en el que será su primer cotejo internacional después de la tragedia que sufrió antes de la final de la Copa Suramericana en Medellín.

La Conmebol difundió el itinerario del petrolero en el torneo, aunque solo la fecha del debut. Luego de recibir al club brasileño visitará a Nacional en Montevideo y Lanús en Buenos Aires; cerrará la fase de grupos contra argentinos y uruguayos en Maracaibo, para luego visitar Santa Catarina.

PANORAMA conversó con el vicepresidente de la Junta Directiva del Zulia FC, Domingo Cirigliano, sobre los preparativos para el 2017 libertador de los petroleros.

El primer rival: “El Chapecoense, por la tragedia, se ganó el corazón del mundo futbolístico y el mundo en general. Esa sensación la tenemos presente. Cuando te enfrentas a un equipo como ese es muy difícil desligar una cosa de la otra, porque el impacto de la tragedia fue muy grande. Ese encuentro, el primero del Chapecoense en la Libertadores, llamará mucho la atención. Hay una expectativa en ese juego, posiblemente saldrá en horario estelar para Latinoamérica y Europa. Nosotros debemos entender que el compromiso es una cosa y lo demás debe quedar fuera de la cancha. Con jugadores profesionales es posible. En el terreno de juego este tipo de cosas quedan afuera. Vamos a estar preparados.

Estamos a dos meses y algunos días del primer juego en el ‘Pachencho’. Como para cualquier torneo, trabajaremos un juego a la vez. En sentido general, tenemos buenas posibilidades. Si logramos conformar el equipo que queremos conformar, si conseguimos los objetivos en materia de refuerzos, tendremos una buena oportunidad”.

Los refuerzos: “Una vez que nos montamos en Libertadores comenzamos a trabajar en las fortalezas y debilidades para el torneo, en el juego y en lo gerencial. Hemos visualizado no solo la Libertadores, sino el torneo local. Debemos adecuarnos a todos los desafíos. Luego de eso, sabremos qué tipo de refuerzo debemos buscar. El nivel de competencia es distinto al de 2016. Tenemos que optimizar la organización: es un desafío bien grande, pero somos del tamaño del compromiso que se nos presenta”.

El “Pachencho”: “Tomamos la cancha del ‘Pachencho’ para darle una presentación distinta. Lo logramos, pero no está perfecto para el torneo continental. A partir del lunes se iniciarán algunos pasos para el desmalezamiento de la cancha. Luego se perfeccionará. Debemos cumplir con los requisitos de Conmebol y Fifa. Conversamos también con las autoridades del ‘Pachencho’ y la Gobernación, conversamos directamente con el gobernador Arias Cárdenas. Le hemos hablado sobre el compromiso que tenemos, diciéndoles que el ‘Pachencho’ no está en condiciones. Es una responsabilidad compartida: nosotros representamos al estado Zulia, pero las instalaciones no son nuestras, son del Gobierno. Las autoridades saben sobre la situación. El Gobernador ha manifestado su interés en tratar de resolver el problema. Hasta ahorita, lo que entiendo es que ese interés se ha traducido en gestiones para procurar los fondos para poder hacer las reparaciones necesarias. ¿Qué los fondos sean suficientes, que el Gobernador ya los haya conseguido o que eso tenga un cronograma? No lo conocemos. Asumimos que el Estado cumplirá con sus responsabilidades. No queremos perturbar ningún tipo de ejecución ni queremos ser fastidiosos, pero estamos recordándoles constantemente. Ahora hay un mes más de plazo, porque el torneo comienza en marzo y no en febrero, como era antes. No hay más margen de tolerancia. Entiendo también que la Gobernación ha tomado sus pasos con Corpoelec para trabajar en una de las torres, tratando de recuperarla. Desconozco el avance. Pero sí ha estado en el estadio la gente de Corpoelec. Entiendo también que en enero se reinicia el trabajo de recuperación de las otras áreas. Ya se había recuperado el salón VIP y zonas de la prensa. Ahora les toca la recuperación de los camerinos y el cercado de la zona. En ese aspecto Conmebol es muy exigente en el tema del aforo. Ellos son muy vigilantes en eso, porque percibirán parte del valor de las entradas”.

El reto de 2017: “Con organización, presentando un equipo competitivo, que esté a la altura del campeonato nacional y que podamos aspirar, en el torneo internacional, a una nueva fase. Eso se hace con organización y trabajo. Nadie va a un estadio con un equipo que pierde, eso lo hemos visto y debemos mantenerlo. Tenemos que manejar los escenarios: no es lo mismo un estadio con ocho mil personas que con 42 mil. La idea es hacer los espacios amigables, que la familia se sienta a gusto asistiendo al estadio. Que eso sea un entretenimiento, un espectáculo. Si mezclamos equipo y estadio, si tenemos todas las condiciones, podemos mantener esto”.

Juan Arango: “Nosotros quisiéramos tener a Juan Arango con el Zulia FC. Estamos conscientes de su impacto en los venezolanos y tenerlo en el Zulia sería algo grande. Ha habido algunas conversaciones con Juan, estuvo en Maracaibo en días pasados y me reuní con él. La posibilidad de que Juan venga al Zulia está allí: es cuestión de que podamos ponernos de acuerdo, y allí está la dificultad. Es una celebridad, el mejor jugador de la historia. Es una ambición grande, pero posible. En estos próximos días puede haber reuniones con él, ya se pactaron algunas reuniones. Algo puede suceder allí. Ha manifestado su interés, nosotros también. Él tiene ofertas de otros clubes, pero llegar a un acuerdo con él sería una cosa maravillosa”.

El balance desde 2014: “Llegamos con el equipo en el puesto 17, en el descenso. A fuerza de conocimiento, planificación y trabajo demostramos que podemos llegar hasta los máximos niveles. Debe haber un voto de confianza en nuestro trabajo. El Zulia es un equipo de oportunidades y seguiremos siendo así, pero los zulianos tienen que confiar en nuestro trabajo. Deben tener un poco de paciencia”.