Deyna Castellanos y la rebelión contra "La venezolanada": Venezuela 2-1 Camerún

Deyna Castellanos. Foto de Getty Images / Fifa.com
Con el gol del empate camerunés, casi toda Venezuela bajó los brazos. Corría el tercer minuto del tiempo de descuento, poco se podía hacer. Una vez más, como en otras selecciones de fútbol vinotinto, la desilusión llegaba en los segundos finales. El término tristemente conocido como "La venezolanada".

Pero no contaban con la magia de Deyna Castellanos.

La maracayera, en el saque de medio campo, tomó la pelota y metió un derechazo sublime, potente, infernal. El balón ingresó entre el travesaño y la arquera Mimboe, para desatar la locura.

La Vinotinto ganó 2-1 a Camerún ayer, en el segundo duelo de la fase de grupos del Mundial sub 17 Jordania 2016, con Castellanos anotando el doblete en el estadio Internacional de Amman.

Primero fue un tiro libre soberbio, impecable. Luego, el remate de la historia para el fútbol femenino de Venezuela, y cuidado si no el balompié de cualquier género en el país.

“Lo visualicé antes, y me fijé en que la portera estaba adelantada. Nohelis Coronel entró y me dijo: ‘¿Dónde quieres el balón?’. Yo se lo indiqué y lo puso en el sitio adecuado. En cuanto vi el balón ir en esa dirección, supe que iba a entrar”, dijo Deyna al portal de la Fifa.

Ante una rústica selección camerunesa, con mucho físico y poco fútbol, a la Vinotinto le tocaba vencer y sobrevivir. Venía de caer 2-1 con Alemania en el primer duelo, una segunda derrota los dejaría fuera de camino hacia la segunda ronda del mundial. 

Deyna Castellanos. Foto de Getty Images / Fifa.com


Al 23 apareció la superpoderosa.

Castellanos anotó su primer tanto del compromiso, un tiro libre a la izquierda de la portera Mimboe, para darle el triunfo transitorio a las criollas.

La atacante maracayera, ficha de la Universidad del estado de la Florida, fue la artillera del Mundial sub 17 Costa Rica 2014, con seis goles, colíder con su compañera Gabriela García. Con esa diana abría su cuenta en Jordania 2016.

El conjunto africano, en la búsqueda de los contragolpes, se encontró con la organizada defensa nacional.

Dabda, al tercer minuto de reposición del primer tiempo, estrelló el balón al travesaño venezolano. El rebote no fue aprovechado por el ataque africano, y terminó en las manos de Cáceres. 

Venezuela antes del duelo contra Camerún. Foto de Getty Images / Fifa.com


El duro juego físico de Camerún sacó del campo a dos jugadoras venezolana. Primero fue Olimar Castillo, con un golpe en su tobillo derecho; luego fue Yerliane Moreno, sacada en camilla y en proceso de revisión médica.

Camerún consiguió el empate a uno al 90+3, con un gol de taco de Takaounda. Pero respondió, un minuto más tarde, Deyna. Siempre ella.

En el saque del mediocampo tras el gol camerunés, la estelar delantera tomó la pelota y metió un misilazo que pasó por encima de la arquera Mimbou, para el 2-1, una victoria de infarto.

Alemania y Canadá igualaron a uno en el otro partido del grupo B. Las criollas chocarán con las canadienses el viernes, en el cierre de la fase; las germanas van ante las africanas.