Deyna Castellanos conquista al planeta

Deyna Castellanos. Foto Getty Images / Fifa
Pocos venezolanos, en cualquier deporte, tienen tanto dominio como Deyna Castellanos en el fútbol femenino. La delantera aragüeña se consolida como una de las juveniles de mayor talento en el planeta fútbol: con ella, la Vinotinto puede apuntar lejos. Su actuación en el duelo contra Camerún, por el Mundial sub 17 de Jordania, es muestra de ello.

El recital contra las africanas, en el segundo partido del grupo B (2-1), fue de antología. Abrió el marcador con un tiro libre soberbio al 23. Lo cerró, un minuto después del empate de las leonas camerunesas, con un bombazo desde mitad del campo al 90+4.

Su clase despertó ayer los elogios de la Fifa. Además de darle el premio a jugadora más valiosa del compromiso, su departamento de prensa escribió unas líneas vibrantes tras su doblete: “Si fuese un objeto, ya tendría un sitio en un museo. Pero la pierna derecha de Deyna Castellanos está viva y sigue muy unida al resto del cuerpo de 1,70 m de una jugadora que, a sus 17 años, ya es un ídolo en Venezuela”.

Pero no es que es solo su pierna derecha. Es su izquierda, su cabeza, su cerebro y su corazón. Venezuela tiene bajo su liderazgo dos campeonatos suramericanos. Ya las niñas no quieren ser como Juan Arango -ella sí, ella sigue los pasos de su padrino, el zurdo de Maracay-, o como Lionel Messi o Cristiano Ronaldo. Las niñas quieren ser como Deyna Castellanos, número 9.

Deyna Castellanos. Foto Getty Images / Fifa


“Ya dejó de ser una jugadora de fútbol femenino: pasó a ser un estandarte del fútbol nacional”, sentenció la exjugadora venezolana y actual comentarista de DirecTV Sports, Milena Gimon, a PANORAMA. “Me alegro que sea ella el rostro del fútbol venezolano, de humildad, de trabajo, con ganas de seguir adelante”.

La BBC de Inglaterra, en su versión latinoamericana, fue directa: “La capitana de la Vinotinto (...) se ha convertido en una de las grandes sensaciones del fútbol femenino en el mundo”.

Para Gimon, el segundo tanto, “ese histórico gol, debe estar nominado al premio Puskas -otorgado por la Fifa- por ser en una Copa del Mundo, por lo que representó la victoria. Me siento muy feliz por Deyna”.

El seleccionador vinotinto Kenneth Zseremeta reconoció el valor de contar con la joven de Maracay, aunque advierte que lo suyo no fue el azar, sino disciplina. 

Deyna Castellanos. Foto Getty Images / Fifa


“El gol de Deyna ha sido fantástico, pero no ha sido cuestión de suerte. Es el resultado de mucho trabajo y mucho entrenamiento”, apuntó el estratega panameño. “Teníamos que ganar con tal de estar en una buena posición para acceder a la siguiente fase. Eso sí, este partido ha demostrado que en el fútbol no siempre se puede ganar con planteamientos estáticos o con instrucciones tácticas. Nos ha hecho falta una genialidad”.

A la criolla, por encima de los goles, le interesa la selección. Levantar, llegar lo más lejos posible. “Me gusta ganar premios, como lo hice en el Mundial de 2014 -quedó como máxima anotadora, con seis goles, igualada con su compañera Gabriela García-, pero lo importante es que el equipo pueda seguir avanzando”, afirmó.

Venezuela tiene tres puntos, ya que perdió 2-1 con Alemania en el debut. Le queda vencer a Canadá el viernes a las 12:00 de la tarde para hacerse con un boleto a los cuartos de final. Allí estará Deyna, luchando de principio a fin para llegar a buen puerto.