Venezuela-Argentina: la hora de la épica

Entrenamiento de Venezuela en Mérida. Foto de Simón Bardinet Tatá
El duelo más desigual de la eliminatoria para Venezuela. Última, debilitada tras la derrota ante Colombia, con tres bajas y ante el líder. Solo amparándose en su casa y haciendo de tripas, corazón, puede lograr un resultado histórico hoy, ante la Argentina sin el lesionado Lionel Messi (7:00 pm, estadio Metropolitano de Mérida).

El camino a Rusia sigue extraviado para la Vinotinto, que viene de sucumbir ante Colombia el pasado jueves, 2-0 en Barranquilla. Para la octava fecha toca bailar con la más fea, pero con la salvedad que no contará con su máxima estrella, Messi.

"La Pulga" es baja por una pubalgia a la que llegó al compromiso contra Uruguay en Mendoza. No obstante, la magia apareció y anotó el gol del triunfo de la pasada fecha, 1-0, que le dio el liderato suramericano a la albiceleste, con 14 unidades.

Tampoco estarán el lesionado Sergio "Kun" Agüero y el sancionado Paulo Dybala, expulsado frente a los charrúas. Ángel Di María y Javier Mascherano llevarán la bandera celeste y blanca en los Andes venezolanos.

"Por un asunto de historia y jerarquía Argentina saldrá a buscar el juego", señaló el DT albiceleste, Edgardo Bauza. "Sabemos que Venezuela viene mal, pero tiene un DT nuevo, con ideas nuevas, que arriesga mucho. Vamos a aprovechar sus bajas".

El escenario vinotinto luce, con el paso del premundial, más difícil. Suma solo un punto de 21 posibles, luego de la caída ante los cafeteros en el estadio Metropolitano de Barranquilla. Allí, los de Rafael Dudamel ofrecieron el mismo rostro que cuando los condujo, en las primeras seis fechas, Noel Sanvicente: el de los fallos en defensa, la ausencia de la tenencia del balón y la inseguridad al momento de definir.

Solo cambió la solvencia en el arco, con la presencia de Dani Hernández. El guardameta del Tenerife, pieza importante de la selección bajo el mando de César Farías, volvió a ser tomado en cuenta en un premundial luego de ser rescatado por Dudamel para la Copa América Centenario: paró dos penales ante Colombia -récord en el fútbol suramericano- y otros dos mano a mano que pudieron convertir en tragedia la caída.

"Tenemos otro partido en el que podemos sumar los puntos, porque lo anterior ya pasó", señaló Hernández, arquero del Tenerife español, a los medios en Mérida. "Estamos con muchas ganas, con mucha ilusión, queriendo salir al campo, ver el estadio lleno y dejar todo en la cancha”.



El antecedente más reciente entre criollos y gauchos sucedió en los cuartos de final del torneo continental, celebrado en Estados Unidos este año. Allí ganaron 4-1 los argentinos a una Vinotinto que venía inspirada, invicta, pero a la que le pasó factura -de nuevo- la falta de solidez en la zaga.

Tampoco se olvida el pésimo cobro de un penal que pudo haber cambiado la historia de ese encuentro, con Luis Manuel Seijas como protagonista. El valenciano desaprovechó su oportunidad tirando al centro y sin potencia, sin contar con la astucia del arquero Sergio "Chiquito" Romero, que se quedó esperando como la esférica llegaba a sus guantes.

Hoy Seijas está fuera, por petición propia.

El escuadrón nacional debuta en la eliminatoria en Venezuela bajo el mando del exarquero yaracuyano, que escogió el Metropolitano de Mérida como nuevo hogar. Dudamel, que en el país tuvo muchos de sus mejores momentos defendiendo la camiseta de Estudiantes, confía en la plaza para repetir lo obtenido por Farías en 2011.

Ese inolvidable momento en el que, tras un cabezazo de Fernando Amorebieta en el estadio General José Antonio Anzoátegui de Puerto La Cruz, la Vinotinto ponía de rodillas a Argentina por primera vez en la historia. El 1-0 aún retumba en la cabeza de los albicelestes, aunque esta vez no estará Messi, en aquel momento agobiado por el calor y la pegajosa marca de Tomás Rincón.

Las bajas de la Vinotinto son las del central Wilker Ángel, el lateral izquierdo Rolf Feltscher y el volante de contención Arquímedes Figuera. Dudamel podría apelar como sustitutos a José Manuel Velázquez -mundialista con la sub 20 en 2009-, Mikel Villanueva -una de las nuevas piezas del Málaga español- y Yangel Herrera -jovencísima promesa del mediocampo venezolano-.

El "Coloso de Zumba", el estadio Metropolitano de Mérida, estará con 40 mil guerreros apoyando desde gradas y tribunas a sus muchachos vinotinto. Es la principal inyección de moral necesaria en un momento tan duro para la selección.