Una catarata de errores hundió a Venezuela

De Noel Sanvicente a Rafael Dudamel continúan los costosos fallos en el campo para Venezuela. Pero ayer, ante Colombia en la séptima jornada del camino a Rusia 2018, se sumó la indecisión desde el banquillo en una nueva derrota nacional, 2-0 en Barranquilla.

James Rodríguez y Macnelly Torres rompieron el yugo venezolano en premundiales sobre los tricolores que databa desde 2007, sobreviviendo a un épico Dani Hernández, que detuvo dos penales.

Pero los goles tuvieron mucho crédito de la zaga y el timonel vinotinto, que debutaba en eliminatorias tras una brillante Copa América Centenario.

El tanto del 10 del Real Madrid llegó luego de un corte incompleto de Wilker Ángel sobre Carlos Bacca. El delantero del Milan se la dejó al zurdo James, que de derecha remató con buen tino al minuto 45+2.

Pero el segundo tanto arribó tras la falta de velocidad en la toma de decisiones, al 81. Con Oswaldo Vizcarrondo lesionado -recibió un pelotazo que, sumado al asfixiante calor de Barranquilla, lo dejaron KO-, la modificación no llegó. En el interín, Ángel cometió un penal sobre Bacca, resultando expulsado: el tiro del milanista fue detenido por Dani Hernández.

Con nueve por las bajas de Vizcarrondo y Ángel, el cambio no aparecía. La duda era si el que entraba era José Manuel Velázquez o Víctor García. Aprovechó la indecisión el cuadro de José Néstor Pekerman y, en una jugada fugaz, James se la dejó a Macnelly Torres para el 2-0.

Cuando entró “Sema” Velázquez, ya era demasiado tarde.

“Ya habíamos hecho dos cambios, teníamos la salida por lesión de Vizcarrondo, no podíamos reacomodar la defensa como queríamos”, señaló el técnico Dudamel, al término del compromiso. “Ya teníamos a Wilker expulsado. El segundo tiempo fue atípico. Desde el campo nos tocó recomponer, no tuvimos la fortuna de manejar los cambios como lo hubiésemos querido, pero son situaciones del desgaste, la impotencia, por eso unas modificaciones tardaron más que otras”.

Rolf Feltscher terminaría expulsado por una segunda amonestación al 90+3. El árbitro uruguayo Daniel Fedorczuk vio la falta dentro del área -estaba afuera aún- y dio un segundo penal.

Esta vez le correspondió a James cobrar el tiro: Dani Hernández, de nuevo, tapó, evitando una mayor hinchazón en el rostro nacional.

“Debemos recuperarnos de este golpe fuerte, ha sido bastante duro por todas las expectativas que teníamos”, lanzó Dudamel. “Seguiremos compitiendo, luchando punto a punto, siempre de pie, con dignidad, con el carácter competitivo del jugador venezolano. No nos vamos a entregar, jamás”.

Venezuela, con las bajas de Ángel, Feltscher y Arquímedes Figuera (este último por acumulación de amarillas), recibirá este martes en Mérida a Argentina. Los colombianos visitarán a Brasil, en la continuación de las eliminatorias suramericanas a Rusia 2018.

El combinado venezolano tiene un punto en el premundial, por trece de Colombia.