Juan Pablo Añor, el nuevo mago de la zurda, tras los pasos de Arango

Juan Pablo Añor (AP)
Es el protagonista de la película, el jugador venezolano del momento. Juan Pablo Añor, con solo 22 años, comienza a deslumbrar en el fútbol internacional: si bien ya mostró detalles de su clase, el mundo pudo disfrutar de su golazo contra Argentina en Mérida.

Y se revaloriza en cada actuación.

El portal especializado español Don Balón reveló que su club, el Málaga, pretende blindarlo tras el 2-2 de la noche del martes. Su genial actuación –un repertorio de pases y regates coronado con su zurdazo, previo túnel y paso entre Marcos Rojo y Javier Mascherano- lo tiene en la mira de Europa.

“El director deportivo (del Málaga), Francesc Arnau, ya se ha puesto en marcha para ampliar su contrato y, naturalmente, mejorar las condiciones económicas del futbolista y aumentar su cláusula de rescisión, que en la actualidad está cifrada en 20 millones de euros”, lanzó el periodista Rodrigo Altés en Don Balón. En 2018 termina su contrato.

Sigue en franco ascenso. Con apenas 22 años, ya suma su tercera temporada con el primer equipo del club andaluz, luego de subir desde el filial. Ha anotado cinco goles, uno de ellos en la naciente campaña. Su titularidad es indiscutible en el once de Juande Ramos, luego de haber tenido la confianza de Javi Gracia, el año pasado. 

Añor recibiendo el premio al mejor del torneo Carranza. 


“Se espera que sea su gran año, marcó el primer gol del Málaga en la temporada. De Ramos lo está utilizando como segunda punta, a diferencia del año anterior, que con Gracia estaba pegado en la derecha”, describió a este diario el periodista José Criado Jiménez, del diario La Opinión de Málaga. “Quizá pueda volver a la posición inicial, pero a día de hoy Juanpi parece inamovible en el once. Esperamos que dé el salto de calidad que todo el mundo quiere”.

Añor subió desde las categorías juveniles de la Vinotinto hasta la selección absoluta. Debutó el 14 de noviembre de 2014 ante Chile (derrota 5-0), bajo el mando de Noel Sanvicente. Su primer gol arribó al noveno encuentro, en la fecha ocho del premundial 2018.

“Cuando ya vi que me había quitado dos rivales de encima, no quedaba otra que pegarle. Gracias a Dios entró”, afirmó el mediocampista zurdo en la zona mixta del estadio Metropolitano de Mérida.

Su padre, Bernardo, fue uno de los baluartes de la Vinotinto en los 80. Conversó ayer con el programa Good Morning Show, de Unión Radio.

“Pienso que donde a él más le gusta es de enganche. Ahora va a tener que prepararse más por lo que hizo”, recalcó el exjugador. “El tiempo, la madurez y lo que haga dentro de la cancha le pueden dar, en un futuro, esa figura de líder”.

Venezuela ve en Añor al sucesor de Juan Arango, el legendario capitán retirado el año pasado tras 134 partidos y 23 goles anotados con el escuadrón nacional. Las similitudes son varias: zurdos, provenientes de las juveniles de Venezuela, habilidosos, con buen remate de media distancia y una capacidad de pase providencial. El caraqueño le saca ventaja al maracayero por su velocidad. Con 22 años y un largo camino por recorrer, tiene que sumar minutos y seguir asumiendo la batuta de una selección que aspira a salir del foso del premundial suramericano.