"El arbitraje es una carrera digna de admirar": Yoleida Lara, árbitra zuliana en Río 2016

La cuarta medalla de Venezuela en los Juegos Olímpicos de Río 2016 fue zuliana. Yoleida Lara, árbitra marabina, participó en tres partidos del fútbol femenino, incluyendo la final ganada por Alemania a Suecia en el legendario estadio Maracaná.

No solo los atletas representaron al país. Junto con Yulimar Rojas (plata en salto triple), Yoel Finol (bronce en boxeo) y Stephany Hernández (bronce en ciclismo BMX), Lara también dejó en alto a la nación con una medalla, pero como autoridad. Todo un lujo.

“Estar en Río representó un gran orgullo, no solo por mí, sino por el país. Representé a Venezuela, lo siento así, porque no son solo los atletas, a mí me tocó como árbitra, pero a otras personas como dirigentes. Le doy gracias a Dios, a mi familia y a todos los que me apoyan”, afirmó la marabina, internacional desde 2015, a PANORAMA.

Nacida en la capital zuliana en 1985, es hija de colombianos, de donde nació su pasión por el balompié. “Jugué fútbol desde los 15 años, pertenecí a las categorías menores de la selección del Zulia en fútbol de campo, sala y salón, y en las juveniles. Ya a los 26 me retiré del fútbol para tomar en serio la carrera del arbitraje”, recordó.

Entró al mundo del silbato “a través de un curso en la universidad, fui una de las que me quedé para indagar y de allí nació todo esto. Me interesé en aprender más, fui a las prácticas teóricas y físicas”.

Admiradora de colegas como Yercinia Correa, José Argote y Albert Romero, para Lara su principal virtud es “la fortaleza de superar obstáculos. Ser árbitro no es nada fácil, aún más si eres mujer. Te toca romper barreras, cada día más”.

“Me fijo en la humildad, el deseo y lo bonito de esta carrera. Como todo, tiene su lado positivo y negativo, pero ¿quién dijo que las cosas se consiguen fácilmente? SIempre toca luchar por los sueños”, consideró.

Su llamado a los Juegos Olímpicos de Río 2016 no fue fruto de la casualidad.

“Llegué por mérito propio, la constancia y la dedicación dan su premio a largo plazo”, afirmó Lara. “Creemos que las cosas por no darse en nuestro momento no llegarán, y sí llegan, es Dios el que las envía. Estuve luego de disputar la Copa Libertadores en Medellín, en noviembre de 2015. Gracias a esa actuación pude ir a Portugal, donde se hizo un torneo previo a las Olimpiadas y otros eventos de Fifa. Luego estuve en chequeos en Caracas, presentando pruebas físicas, de agilidad, y me fue muy bien. Eso me llevó a los Olímpicos”.

La zuliana fue árbitro asistente número 2 en los partidos China 0-0 Suecia (fase de grupos) y Canadá 3-1 Zimbabue (fase de grupos). En la definición ganada por Alemania 2-1 a Suecia Lara estuvo como quinto árbitro.

Lanzó un consejo a todo aquel que quiera seguir el duro camino de ser juez de fútbol: “Despójense de los miedos, es una carrera digna de admirar, nos ayuda a conocer otras culturas, a socializar con otras personas del mundo. He aprendido a ver otros ambientes, es lindo compartir con personas de culturas diferentes. Más allá de lo económico, lo importante es sumar experiencias, contribuir a la hermandad”.

La Vinotinto del silbato
La Fifa reconoce a ocho árbitras femeninas de nivel internacional en Venezuela, cuatro principales y cuatro asistentes: Emikar Calderas, Yercinia Correa, Isley Delgado y Eryelizt Escalona; Laura Cárdenas, Yoly García, Yoleida Lara y Migdalia Rodríguez.  Las de mayor trayectoria son Correa y García, internacionales desde 2007.