Dani Hernández: "Le hicimos mucho daño a Argentina"

Dani Hernández, arquero de Venezuela
La seguridad volvió a los tres palos de Venezuela. Dani Hernández aportó su solvencia y jerarquía en la doble fecha de eliminatorias a Rusia en septiembre, ante Colombia y Argentina.

El guardameta del Tenerife español, de 30 años, detuvo dos penales frente a los neogranadinos en la derrota 2-0 en Barranquilla, un hecho inédito en la historia de los premundiales suramericanos; contra la albiceleste en Mérida ayudó a evitar el colapso total, en el empate a dos.

Luego de no ser tomado en cuenta por Noel Sanvicente en el inicio del camino a Rusia, para darle espacio a Alain Baroja, Hernández regresó a la titularidad por obra de Rafael Dudamel. El exarquero yaracuyano confió en el caraqueño, que le rindió dividendos desde la Copa América Centenario, en la que la Vinotinto pasó a cuartos de final.

“Solamente he estado en dos partidos de este premundial y estamos haciendo todo lo posible para sumar. Ojalá no me hubiesen llamado héroe, pero que la selección hubiese sumado seis puntos”, recalcó, en la zona mixta del estadio Metropolitano de Mérida. “Lo único que quiero es andar bien en todos los encuentros, tratando siempre de ayudar y disfrutar en el campo”.

Arquero de escuela europea, sobrio, de buen juego de pies y un experto deteniendo penales, Hernández es hermano del exdefensor Jonay, que militó en la selección nacional en 24 compromisos entre 2003 y 2008. El lateral izquierdo conformó el grupo que derrotó 2-0 a Brasil en Boston, bajo el mando de César Farías.

Dani Hernández en un entrenamiento (FVF)


“A Dani nadie le ha regalado nada y lo admiro por la persistencia y la confianza que tiene en él mismo”, indicó Jonay en una entrevista con el portal La Vinotinto. “Es un ejemplo a seguir”.

Con la referencia fraterna, Dani debutó en el escuadrón patrio el 7 de septiembre de 2010 ante Ecuador, triunfo 1-0 en duelo amistoso. Suma 28 compromisos, con 55 goles encajados.

En su regreso a los premundiales logró una actuación notable contra Colombia en el Metropolitano de Barranquilla. Detuvo los tiros penales de Carlos Bacca y James Rodríguez que evitaron que los cafeteros convirtieran su triunfo en una goleada. Un hecho nunca antes visto en Suramérica.

“No está estudiado, trato de adivinar. Tuve suerte y no hay que darle muchas vueltas”, señaló a los medios tras aquel partido en la costa colombiana, con la naturalidad y contundencia que caracterizan sus declaraciones.

En Mérida continuó con su palabra sin caracoleos: “Hay que enfocarse en los rivales que tocan, seguir preparándonos para poder hacer buenos encuentros”. En octubre los criollos enfrentarán a Uruguay en Montevideo y Brasil en Mérida.

Venezuela marcha en el último lugar de las eliminatorias, con apenas dos puntos. El ciclo de Sanvicente, en el que no estuvo por diferencias con el timonel, finalizó con apenas una unidad de 18 posibles, además de 17 goles recibidos. Con Dudamel –y Hernández en el arco- tienen un punto de seis y cuatro tantos. 

Dani Hernández (FVF)


Frente a los neogranadinos tuvo cinco paradas –incluyendo los dos penales- y 57% de efectividad en los pases. Ante los gauchos tapó cinco ocasiones y tuvo 100% de efectividad en pases, siempre según los datos de la Conmebol.

Tras el empate contra Argentina –Venezuela iba ganando 2-0 con los tantos de Juan Pablo Añor y Josef Martínez, igualando gracias a Lucas Pratto y Nicolás Otamendi-, Hernández analizó: “No puedo hablar de antes, no estaba aquí. Nos tocó sufrir esto, pero en los últimos cinco minutos generamos ocasiones, eso habla muy bien del equipo”.

“Ante Argentina planteamos un buen partido, le hicimos mucho daño”, lanzó el del Tenerife. “Tenemos que seguir en esa línea, estar juntos, salir fuertes de atrás y partir desde allí”.

“Estamos trabajando en mejorar, nos falta más continuidad”, recalcó.