Óscar Córdoba a PANORAMA: "Rafael Dudamel transmite su jerarquía a Venezuela"

Rafael Dudamel. Foto cortesía FVF
Venezuela es una piedra en el zapato colombiano en los últimos tiempos. El escuadrón nacional siempre complica al cafetero, en eliminatorias o en Copa América. Y hoy, con un viejo conocido del balompié neogranadino en el banquillo criollo, aumenta la desconfianza.

Óscar Córdoba, arquero de la selección tricolor entre 1993 y 2009 y gloria del Boca Juniors argentino, conversó con PANORAMA sobre el duelo de mañana entre ambos combinados por las eliminatorias a Rusia 2018, en Barranquilla. El exguardameta elogió a Rafael Dudamel, hoy timonel vinotinto, pero que hizo su carrera profesional en el vecino país.


—¿Cómo observa el partido?


—El presente cercano de la selección Colombia es bueno, por lo que mostro en la Copa América. Nos deja mucha tranquilidad en el tema de la presentación internacional, pero también preocupación por lo que puede presentar el equipo de Rafael Dudamel, que hizo una muy buena Copa América, dejando muy alto el nivel, demostrando que atrás quedó ese opaco momento de la eliminatoria con el técnico anterior.

—¿Qué balance hace del papel de Dudamel en el banquillo venezolano?

—Desde el momento que llegó al fútbol colombiano demostró que era un ganador, que tenía jerarquía, y así lo hizo en cada equipo en el que jugó, en Santa Fe, América, Deportivo Cali... Rafa transmite su jerarquía a Venezuela, a sus jugadores, se nota en el ímpetu, en la irreverencia. En el terreno de juego lo llevó a realizar grandes presentaciones, imagino que el pueblo venezolano está orgulloso de este equipo.

—¿Es un duelo aparte el Colombia-Venezuela?

—Sí. De pronto no lo queremos ver como un clásico, pero partido tras partido, fecha tras fecha, ustedes nos demuestran que sí lo es. Colombia, lamentablemente por su idiosincrasia, ve por encima del hombro a las selecciones que internacionalmente no están bien ranqueadas y esto nos lleva a recibir un golpe de mesa que nos hacen ver equivocados. Venezuela es la que más nos ha demostrado eso. No nos olvidemos de Barranquilla, cuando nos ganaron en casa. Si Colombia no aterriza y pone los pies sobre la tierra más sorpresas nos vamos a llevar.

Óscar Córdoba


—¿De qué debe cuidarse Colombia ante la Vinotinto?

—De esa nueva sangre que le ha inyectado Dudamel, que se la está creyendo, más que de la parte táctica y técnica. No solamente Colombia, sino cualquier selección que enfrentará a Venezuela debe cuidarse de esto. Es un muy buen equipo.

—¿Qué le falta a la selección tricolor?

—Colombia es un equipo que táctica y técnicamente está muy bien organizado, pero vuelvo y repito, el problema contra Venezuela es de actitud. Si Colombia no cambia la actitud, caerá en el mismo problema. ¿Quién puede dudar de la capacidad de un Teófilo, de un Bacca, un David Ospina? Pero si la actitud no es acorde a un partido de eliminatorias, vamos a tener muchos problemas.

—Ante los problemas en el Madrid, por la falta de continuidad, ¿debe plantearse James Rodríguez su salida del conjunto merengue?


—El tema de James es bien especial. Para nosotros es el jugador mejor ranqueado, mejor posicionado en el fútbol internacional, está en uno de los equipos más grandes del mundo, pero no pasa por un momento dulce en el Real Madrid, donde Zidane no lo tiene en cuenta, lo tiene como segundo o tercer cambio. Yo no soy partidario de abandonar, pero creo que debido al nivel, la exigencia y los inconvenientes, debería buscarse un nuevo club.

—¿Extrañan a Falcao en Colombia?

—De extrañarse, no. Falcao es un gran delantero, pero la selección Colombia ha sabido contrarrestar su ausencia. Han salido jugadores de gran nivel que han demostrado que pueden reemplazarlo y estar a la altura. Bacca, Teo en un buen nivel. Eso deja a todos tranquilos en un buen sentido. Pero no podemos dudar que Falcao es un gran delantero.

La paz en Colombia
Córdoba expresó sus palabras sobre el final del conflicto en Colombia entre las Farc y el Gobierno: "Estamos dando un paso agigantado en busca de esa paz tan anhelada para el país, pero es una paz equitativa y responsable. Todos debemos cumplir con nuestros deberes y, si nos equivocamos, responder por ello".