El coloso espera su fiesta: así está el estadio Metropolitano de Mérida

Estadio Metropolitano de Mérida, foto de Andrés Caridad para @diariopanorama
Es un gigante con los brazos abiertos al cielo andino. El estadio Metropolitano de Mérida, en la cumbre del cerro de Zumba, será la sede del encuentro entre Venezuela y Argentina del 6 de septiembre, por la octava jornada del premundial Rusia 2018.

Sus condiciones son inmejorables, formidables. Solo espera un fútbol de altura, acorde con su grama.

Con una capacidad de 42 mil espectadores, será el debut del Metropolitano en eliminatorias. Previamente recibió amistosos y un compromiso de la Copa América Venezuela 2007, el 0-0 de fase de grupos entre la Vinotinto y Uruguay.

Ahora será testigo de la resurrección venezolana, de la mano de Rafael Dudamel -yaracuyano, pero uno de los más ilustres hijos de Mérida- y la vuelta de Lionel Messi a la selección argentina tras su renuncia al final de la Copa América Centenario. 



Wilmer Sosa, vocero de la Fundación del Deporte y la Recreación del estado Mérida, conversó con PANORAMA sobre las mejoras a las que ha sido sometido el “Coloso de Zumba”, como se le conoce al estadio.

“Tras los contactos entre el gobernador de Mérida, Alexis Ramírez, y el seleccionador nacional Rafael Dudamel, junto con la Federación Venezolana de Fútbol, se ha desplegado un trabajo arduo que incluyó 14 comisiones en sectores como turismo, cultura, deporte, promoción, comunicación…”, señaló Sosa. “Durante casi dos meses se ha enfocado el trabajo en la grama, la infraestructura como tal, pintura, la recuperación de las butacas VIP y la recuperación del servicio de internet”.

Para el compromiso también se activarán ocho plantas eléctricas. “No se utilizará el servicio común del sector, sino estas plantas exclusivas para el estadio, con el fin de asegurar el fluido”, recalcó el portavoz.

La voz de Ruberth Morán, uno de los grandes delanteros de Venezuela e icono de Estudiantes de Mérida -actual entrenador del académico- da vía libre a la esperanza andina. 



“Me siento halagado como merideño para servir este partido. Estamos tratando de servir la mesa en el ambiente futbolístico a la selección, estamos tratando de mostrar lo mejor para que el entorno, la hospitalidad y el calor futbolístico sirvan para la Vinotinto”, indicó a este rotativo. “El jugador número 12 ayudará a minimizar al rival”.

“Queremos favorecer el momento extra para los jugadores y que Venezuela siga aspirando a poder tener una mejor participación en la eliminatoria”, insistió Morán. “Me siento perjudicado al no usar el estadio, pero entiendo que es un deber. Luego nos quedará a nosotros este hermoso estadio, con una cancha idónea”.

Elvis Martínez, histórico defensor de de la selección y Estudiantes de Mérida, ídolo en el Unión Atlético Maracaibo, coincidió con Morán.

“Hay una gran expectativa en la ciudad por lo que significa este partido. La importancia de tener a la Vinotinto, la importancia del rival… es un partido histórico para nosotros. No se había tomado en cuenta Mérida para unas eliminatorias hasta la llegada de Rafael Dudamel. Mérida apoyará totalmente a la Vinotinto para conseguir el resultado”, señaló Martínez a este diario. 




La nueva casa de Venezuela
Además de recibir el compromiso ante Argentina, Venezuela también disputará en el estadio Metropolitano de Mérida los cotejos del premundial de Rusia 2018 contra Brasil (octubre) y Bolivia (noviembre), para cerrar el 2016 futbolístico de la Vinotinto.