Salomón Rondón: "Queremos jugar seis partidos"

Con el olfato de un depredador, Salomón Rondón solo vio que la pelota lanzada por Alejandro Guerra pegó en el travesaño y picó en el piso. Cuando se acercó a su zona, acomodó el cuerpo para rematar y burlar el estirón de Fernando Muslera. El gol de la victoria sobre Uruguay abrió de nuevo las puertas de la historia para la Vinotinto.

El delantero caraqueño del West Bromwich Albion no solo le dio al cuadro patrio el pase a cuartos de final de la Copa América Centenario. Se convirtió en el primer criollo en marcar en tres ediciones coperas (2011 contra Paraguay, 2015 contra Colombia y 2016 ante Uruguay), llevando a los nacionales a encadenar sus primeros dos triunfos seguidos en el torneo, tras la ganancia 1-0 ante Jamaica.

Y todo después de un año gris, en el que no vencieron en duelos oficiales, en el que se enfrascaron en una polémica continua con la Federación Venezolana de Fútbol y el cuerpo técnico encabezado por Noel Sanvicente. Es una nueva Vinotinto.

“El mensaje y la ilusión es el mismo, queremos jugar seis partidos. Llevamos dos, así que debemos y tenemos la capacidad de hacerlo”, manifestó el bombardero a la salida del Lincoln Financial Field de Filadelfia.

Seis juegos. Solo con César Farías al frente lograron hacerlo, en la Copa América Argentina 2011. Allí se quedaron con el cuarto lugar del torneo, disputando los tres partidos de primera ronda (empate con Brasil 0-0 y Paraguay 3-3, victoria sobre Ecuador 1-0), cuartos de final (ganancia ante Chile 2-1), semifinales (empate con Paraguay 0-0 y derrota en penales 5-3) y el compromiso por el tercer puesto (caída ante Perú 4-1).

Con Richard Páez, Venezuela consiguió romper el celofán de la segunda fase. Obtuvieron su primer triunfo copero en 40 años (2-0 sobre Perú), cayendo en cuartos contra Uruguay por 4-1. La celeste, entonces verdugo, se erigió en víctima del orden y la constancia nacionales.

“Teníamos programado que ganaríamos, veníamos con la convicción de que íbamos a ganar este partido. Fue un duelo muy difícil, hicimos lo que pudimos, sabíamos que teníamos un trabajo hecho”, lanzó el de Catia, que llegó a 17 goles en 52 duelos con Venezuela.

Rondón salió lesionado al minuto 78. Según el seleccionador Rafael Dudamel, “Salomón nos manifestó en el descanso una molestia en los isquiotibiales y aguantó en el segundo tiempo como un campeón hasta que no pudo más. Ya teníamos el resultado a favor y una lectura de lo que nos estaba presentando Uruguay para los últimos 20 minutos, teníamos las herramientas y entonces salió”.

El duelo del lunes contra México para determinar el primer lugar del grupo puede ser de descanso para el orgullo de Catia. En todo caso, Argentina o Chile -con el permiso de panameños y bolivianos- apuntan a ser el rival de la Vinotinto en cuartos.

Lo importante es que el trabajo está hecho.

Además de Rondón, Roberto Rosales y Arquímedes Figuera serían baja, el primero por lesión y el segundo por acumulación de tarjetas amarillas.

“Se lo dedicamos a todo el país, a Venezuela que está necesitada de alegría y para eso estamos nosotros, para seguir en ese camino con los pies sobre la tierra”, señaló Rondón. “Estoy tranquilo, somos un grupo muy humilde y muy trabajador, esperemos seguir por esta senda”.