Daniuska Rodríguez, un rayo vinotinto con luz zuliana

Cortesía prensa FVF
Cuatro goles y siete asistencias erigen a Daniuska Rodríguez como una de las estrellas más brillantes de la selección venezolana sub 17, clasificada a la segunda ronda del Suramericano de la categoría que se disputa en Lara. La mediocampista, criada en Carabobo, nació en Ciudad Ojeda en 1999.

“Es un orgullo de nuestra Costa Oriental del Lago, una gran jugadora”, afirmó el técnico Jorge “Pilón” Pérez, lagunillense que dirige a Llaneros de Guanare, tras ver su actuación ante Paraguay, en el último partido de la fase de grupos ganado 3-1 con un golazo de la volante y dos asistencias.

El bombazo de más de 30 metros no pudo ser alcanzado por la portera guaraní Natasha Martínez. Las dos habilitaciones, desde el costado izquierdo -una con la derecha y otra con la zurda-, terminaron en tantos de Yerliane Moreno y Deyna Castellanos.

“Ella nació en el Zulia y muy chiquita se vino a Valencia con su familia”, explicó a PANORAMA Manuel Sumoza, asistente en la Vinotinto femenina y entrenador de la camiseta siete en el combinado estatal de Carabobo. “En 2014 la tuve en un torneo sub 17, desde entonces estuvo en el proceso al Mundial de Costa Rica”.

“Es una jugadora muy completa, ojalá podamos contar con más talentos como ella, ‘talentos silvestres’ como les decimos nosotros. Estaba en un barrio de Valencia y luego pasó a jugar fútbol organizado. Pero antes jugaba en la calle fútbol con sus amigos. Es la esencia del ser venezolano”, recalcó Sumoza.

Mundialista en el torneo sub 17 celebrado en Costa Rica en el 2014, en una entrevista concedida al portal de la Fifa, Daniuska destacó sus características: “He progresado técnicamente, también soy mucho más rápida que antes en la toma de decisiones dentro del campo. Y, por último, tengo más confianza en mis capacidades”. Su sueño es ir a los Estados Unidos: “Allá el fútbol femenino ha alcanzado un alto nivel”, indicó.

En la actualidad, Daniuska juega en la Academia San Diego en Carabobo. El semestre pasado estuvo en el Rocafuerte de Ecuador; previamente lo hizo en la Academia Secasports.

“Es muy calladita, pero tiene su personalidad explosiva en la cancha. Fuera de ella es muy tranquila, tímida”, indicó el técnico. “Está haciendo su aporte como siempre lo ha hecho en todas las categorías a la que el profesor Kenneth la ha llamado”.

El periodista Carlos “Tato” Celis, analista del balompié femenino venezolano, hizo una radiografía de la jugadora nacional: “Es la todocampista del país, con la selección adulta llegó a jugar de delantera, volante central y volante ofensiva. En la posición en la que la coloques destaca. Siempre rinde al más alto nivel”, explicó a este diario.

“Usa los dos perfiles con alta capacidad, a la perfección. Es ambidiestra, sumamente rápida, no filtra pases pero es muy ágil e inteligente”, agregó Celis. “Es algo tímida a primera vista, puede mejorar mucho en la actitud al momento de los entrenamientos, pero en el grupo es muy alegre, una chama muy amena”.