Rafael Esquivel aceptó su extradición a Estados Unidos

Nueve meses duró la prisión de Rafael Esquivel en Suiza. El expresidente de la Federación Venezolana de Fútbol aceptó, finalmente, su extradición a Estados Unidos, donde será juzgado por presuntos casos de corrupción realizados en el territorio de ese país, según informaron este viernes sus abogados.

El hombre fuerte del fútbol venezolano entre 1987 y 2015 agotó todas sus instancias para evitar ir al país norteño, incluyendo la petición de la entrada en juego de la justicia venezolana. “Esta mañana, después de varias reuniones con él, se decidió desistir de la apelación que había hecho ante la Corte Superior de Zúrich. Decidimos que se enfrentará al procedimiento en Nueva York con ciertas garantías”, afirmó uno de sus abogados, Luis García, a la AFP.

El exdirigente, de 69 años, se declarará “no culpable” y pedirá su libertad bajo fianza.

Esquivel es acusado por blanquear dinero, producto de la corrupción, en bancos norteamericanos, además de tener bienes con ese origen en territorio de ese país. El venezolano –de origen español- fue detenido en Suiza en el marco del Congreso realizado el 27 de mayo de 2015, junto con otros dirigentes de la Conmebol y la Concacaf.

“No hay lavado porque el dinero salía de las empresas comercializadoras de eventos, es dinero lícito que provenía de los derechos de televisión, boletos”, argumentó el abogado García. “El pago de regalías a personeros de las Federaciones no reviste ningún problema legal. Quizá moral o ético, pero no delictual”.

Folco Galli, vocero de la Oficina Federal de Justicia de Suiza, ratificó a la agencia AP la decisión de la defensa de Esquivel. “Quedará bajo la custodia de policías de Estados Unidos y será llevado (a ese país) en los próximos diez días”, apuntó. No se darán a conocer el día y la hora de extradición por motivos de seguridad y privacidad, aunque el abogado García indicó que estaría en Nueva York el martes o el miércoles.

Esquivel habría perdido cerca de 20 kilogramos durante su prisión en Zúrich. No obstante, no se observó un deterioro serio en su salud, siempre en observación en el país europeo.

Laureano González sucedió a Esquivel en el máximo cargo en la Federación Venezolana de Fútbol. “Soy amigo de Rafael Esquivel, pero nunca participé en sus negocios. Nunca formé parte de algo distinto al fútbol”, indicó el mandatario en una rueda de prensa realizada el 18 de febrero en Caracas.

Son 39 las personas procesadas por la justicia de Estados Unidos por temas de corrupción en el fútbol. De ellas, 20 están vinculadas con la Conmebol o son ciudadanos de países de Suramérica. Esquivel es el único de Venezuela.