Guardiola, ante su nuevo reto: Manchester City

Desde que recibió la denominación de Manchester City en 1894, el club celeste y blanco solo ha logrado cuatro títulos, los dos primeros en los años 30 y 60. Comparadas con la de su rival de ciudad, el poderoso Manchester United, sus vitrinas tienen poco brillo. En la última década, el aporte de los petrodólares ha forjado su reputación de club comprador de estrellas.

Como diría el escritor inglés John Carlin, “el City tiene dinero pero no tiene tradición, ni el alma que la tradición confiere”.

Es el próximo reto de Josep Guardiola: hacer historia con los “ciudadanos”. El técnico catalán fue anunciado ayer como sucesor del chileno Manuel Pellegrini en el banquillo del City, al final de la temoporada.

“El contrato es de tres años. Estas negociaciones han sido la reanudación de discusiones dadas en 2012”, informó el club en un comunicado de cuatro párrafos.

“Por respeto a Manuel Pellegrini y a los jugadores, el club desea hacer su decisión pública para evitar la carga innecesaria de especulaciones y conjeturas”.

Guardiola aún entrena al Bayern Múnich, pero el conjunto alemán ya había revelado a su sucesor -costumbres europeas-: el italiano Carlo Ancelotti, el forjador de la décima Champions del Real Madrid. Solo faltaba conocer el destino del exentrenador del FC Barcelona.

El fútbol de toque aterriza en Inglaterra. Sergio “Kun” Agüero, David Silva, Kevin de Bruyne, Samir Nasri, Raheem Sterling y, si la paciencia lo permite, Yaya Toure, tendrán que amoldarse a las exigencias del timonel catalán.