Richard Celis, figura del Deportivo JBL del Zulia: "Lo más importante fue llegar a primera"

Foto cortesía Deportivo JBL-Arturo Bravo
“La Maquinaria negriazul” tiene una pieza fundamental: Richard Celis. El cañonero marabino lideró al Deportivo JBL del Zulia con 13 goles en la segunda división. Su estreno en primera, contra Ureña, está a la vuelta de la esquina.

Celis, de 19 años, se crió en el Primero de Agosto -oeste de Maracaibo- y es hijo de Yusmer Celis y Betsabé Sánchez. Tiene una hermana de apenas un año. Comenzó en la cancha de UFA (Unión de Fútbol Asociado), en los bloques de Raúl Leoni. Allí dio sus primeros toques al balón, a los cuatro años, acompañado por sus progenitores.

“De allí estuve en varios torneos de asociación. A los once, doce años el profesor Frank Flores me vio y me llevó al Unión Atlético Maracaibo, donde estuve en torneos nacionales e internacionales”, recordó el artillero con PANORAMA. “Me vine al JBL con el profe: estuve con ellos desde su primer torneo, luego pasé al Atlético Venezuela, con el que debuté en primera división”.

Coincidió con Cristian Cásseres y Jorge “Zurdo” Rojas, “jugadores importantes del fútbol venezolano”. Luego volvió a “La Maquinaria”, siempre bajo la égida de Flores. “Volví a mi equipo, a mi tierra”.

Ronaldinho fue su primer ídolo en el balompié mundial, y en Venezuela Juan Arango. “Los dos fueron mis jugadores favoritos, unos magos con el balón, de gran pegada”, sentencia el delantero.

Con 13 goles anotados en el Adecuación y el Hexagonal final, Celis guió al conjunto zuliano al repechaje contra Metropolitanos. Aunque en el campo los capitalinos eliminaron a los regionales, la alineación indebida del jugardor Ánderson Arciniegas le dio el ascenso a primera a JBL.

“Doy gracias a Dios por la temporada que tuve en 2015, gracias a la familia de JBL, a mis compañeros y al profe Flores. Sin ellos no hubiera logrado lo que logré. Lo más importante fue llegar a la primera división”, recalcó el goleador.

Los “jotabelianos” se estrenarán el 31 de enero contra Ureña SC, en San Cristóbal. Esperan mostrar las armas que los colocaron como la revelación de la segunda división venezolana.

“Nos hemos caracterizado por ser un equipo muy veloz de tres cuartos de cancha hacia arriba”, analiza el marabino. “Nos esforzamos hasta el último pitazo, desde el arquero hasta el delantero. Ése será el factor que nos dará la posibilidad de ganar muchos partidos en primera división”.

El mensaje de Flores lo tienen más claro que nunca: “No bajemos nunca la cabeza, que siempre lo demos todo, nos esforcemos al máximo, que corramos, que metamos. Que no salgamos a defender de visitante, es lo que nosotros sabemos”.

Entre ceja y ceja, además del gol, Celis tiene un par de desafíos más para la consolidación de su carrera. “Llegar al exterior y vestir la camiseta vinotinto es lo que más quiero. Es el gran objetivo que tengo en mi vida. Sé que lo lograré con trabajo, dedicación y esfuerzo”.