Juan Domingo Tolisano: "El futbolista zuliano tiene mucha entrega y disposición”

Juan Domingo Tolisano –hijo de un rosarino admirador del líder argentino Juan Domingo Perón- nació en San Cristóbal el 7 de agosto de 1984. “Comencé a jugar en las categorías menores de la escuela Monseñor Arias Blanco, de la que también salió, pocos años después, Tomás Rincón”, cuenta el timonel del Zulia FC. “Era un volante zurdo, con buena pegada, muy técnico pero lento. Hoy envidio a jugadores como Jefferson Savarino y Andrés Montero, muy rápidos”, rememora, entre risas, el andino.

Por compromisos personales decidió apartarse del fútbol activo, entrenando a infantiles en fútbol de salón. Luego pasó a dirigir la Academia La Salle, con la que llegaron a ser campeones estatales.

“En 2005 conduje mi primer equipo profesional, el Atlético Táchira, luego que Miguel Osvaldo González no pudiera hacerlo en esa temporada”, afirma Tolisano. Carlos Horacio Moreno era uno de los propietarios del equipo.

Lotería del Táchira fue su nuevo equipo, coincidiendo con exjugadores como Didier Sanabria, campeón mundial de fútbol de salón. Pasó por todas las instancias dirigenciales, desde asistente técnico hasta entrenador, pasando por la preparación física. “En 2009 presenté un proyecto para participar en la segunda división B. “Ganamos el grupo Occidental y subimos a segunda como campeones absolutos”, rememoró el estratega.

Mino Fevoli, directivo del Deportivo Táchira, lo fichó para las categorías juveniles del club aurinegro. Tolisano cumplía el sueño de unirse a la institución más popular del país, insignia de la región andina. Compartió con Carlos Maldonado, con Moreno y luego con Daniel Farías.

Realizó también pasantías, ayudado por los contactos de su padre con Newell’s Old Boys, como observador del equipo rosarino que entonces conducía Gerardo “Tata” Martino, actual seleccionador argentino.

En 2015 arribó a Maracaibo como asistente de Moreno, al que sucedió tras su renuncia en el Adecuación 2015. Con 31 años dirigió al Zulia FC, equipo joven y talentoso que terminó en el cuarto lugar, avanzando a la segunda instancia.

“Haber estado primero con Táchira me dio mucho para aprender y aplicar con el Zulia”, explica el timonel sancristobalense. “Enseña y da fortaleza, que de cualquier condición debes desarrollar un trabajo arduo”.

“He aprendido de la idiosincrasia del jugador zuliano, que es una mezcla de la habilidad del andino con el espíritu de lucha del oriental. El futbolista local tiene mucha entrega y disposición”.

Para el Apertura 2016, Tolisano se vislumbra “con un equipo que debe ser protagonista en el torneo, que llegue a pelear hasta el final. Es necesario mucho trabajo, estar muy metidos para poder ser un equipo competitivo. Contamos con jugadores importantes, apetecibles para cualquier equipo”.

“Nuestra filosofía la hemos basado en un método integral, hacer todo con esa idea de juego, siempre con destino al arco”, considera el estratega. “Nos enfocamos en los detalles, en lo específico, actuar la cantidad de minutos que la pelota esté en juego, buscar que la dinámica de juego esté presente. Quiero un equipo que trate bien la pelota, que sea talentoso pero que no olvide que el fútbol es de hombre, de guapeza, solidez”.