Frank Flores busca instaurar "el caos" en el torneo Apertura 2016

Reconocido como uno de los grandes técnicos formadores en el estado, Frank Flores lideró una generación de infantiles y juveniles que hoy comienzan a despuntar. Andrés Ponce, Richard Celis, Thomas Barboza, Hugo Gómez, Ronny Maza y Juan Chourio son una muestra de lo que fue su trabajo.

Vio la luz en Maracaibo el 18 de agosto de 1984 y llegó al fútbol gracias a su madre, de nacionalidad colombiana. “Un dia pasamos por la cancha de La Victoria y me quedó, como a los cuatro, cinco años”, cuenta. Posteriormente, como delantero, pasó por las categorías menores del Deportivo Táchira y el Atlético Zulia en tercera división y ascenso. “Yo era potente, rápido, fuerte. Era muy veloz. Todavía lo soy”, advierte, entre risas.

“Siempre me dejaba guiar por los goles de Bebeto y Romario, su unión en el campo, cómo se compenetraban para hacer los goles. En el fútbol nacional admiré a Gaby Urdaneta”.

Se retiró por una desilusión deportiva. “Fui a siete módulos con la sub 17 venezolana y en el ultimo módulo me sacaron. En esos años, 99-2000, el fútbol no era tan avanzado, no había auge del fútbol. Allí decidí devolverme a mi tierra. Después de jugar un tiempo con Atlético Zulia, decidí convertirme en entrenador”.

La Victoria FC, Zulia FC y Unión Atlético Maracaibo los tuvieron como técnico de las divisiones juveniles. Luego pasó a ser director de Fundauam. “Fuimos campeones nacionales con la sub 16 con la camada de los Ponce, Chourio, Gómez… un gran momento para mí”.

Con el Deportivo JBL del Zulia subió a primera división, luego de despuntar en el Adecuación de segunda. En el duelo de repechaje contra Metropolitanos, la alineación indebida de un jugador rival les dio el pase a la máxima categoría, en la que debutarán en el Apertura 2016.

“Soy un entrenador que quiere hacer un gol más que el contrario, que no va a ningún lado a esconderse, que quiere proponer fútbol, busca rapidez en sus jugadores, con el equipo de mitad de cancha hacia arriba. Tratamos de crear un caos para generar errores en el contrario. Ese es JBL, ese soy yo”, considera. “Me gusta el temple de ‘Chita’ Sanvicente, pero con el conocimiento de Richard Páez, con su metodología”, reconoce.

“En JBL he aprendido muchísimo, ha sido mi ensayo y mi error. En todos los equipos que he estado como entrenador he terminado entre los primeros tres equipos. Quiero hacerlo también en primera división (…) Frank Flores no va a pasear en primera división, voy a estudiar a los rivales, voy a estudiar al entrenador. Yo soy un entrenador que no esconde nada”.