Aaron Martínez destaca la intensidad del Deportivo JBL

Cortesía JBL 
La rueda del Deportivo JBL del Zulia se mueve gracias al eje de Aaron Martínez. El mediocampista de 18 años se erigió en uno de los jugadores indispensables para “La Maquinaria Negriazul” en su arribo a la primera división venezolana: fue el que disputó más partidos, con 23. Ahora le tocará demostrar que está hecho para la máxima categoría.

Nacido en Maracaibo el 4 de marzo de 1997, Martínez llegó al balompié gracias a sus padres, Ender y Yesenia. “Comencé a jugar como a los 10, 11 años. Mi primer equipo fue ‘Dancy Bravo’, porque mi papá fue fundador de la escuela”, recuerda el volante en conversación con PANORAMA. “Jugando en la asociación me vio el profesor Frank Flores y fui a probar con el Unión Atlético Maracaibo, donde él dirigía. Me formé allí, mi papá y mi mamá me llevaban”.

“Luego di unos pasos en el Zulia FC, relativamente cortos, seis meses. Posteriormente salté a JBL, donde me han tratado muy bien. Le doy las gracias por todo”, añadió.

Volante sereno, pero que sabe cuándo luchar y pelear, Martínez se ganó el ser convocado a módulos de trabajo con selección venezolana sub 20 que dirige Rafael Dudamel.

“Juego tranquilo, pausado, tengo mucha calma al momento de tener la pelota”, describe. “Me fijo mucho en la manera como juega Tomás Rincón, la manera como guerrea. Es un líder dentro y fuera de la cancha”.

El JBL subió a primera gracias a la alineación indebida de un jugador de Metropolitanos en la repesca con el conjunto capitalino. No obstante, su labor en el Adecuación le daba todas las llaves para conseguir el ascenso.

Para Martínez, la clave está en la calidad del plantel que dirige el técnico Frank Flores. “Es un grupo muy sano, trabajador y luchador. Siempre creyó en lo que el cuerpo técnico decía. A veces el jugador venezolano pasa por momentos en los que no cree en sí mismo. El cuerpo técnico hizo un excelente trabajo en mentalizarnos. Nunca perdimos la fe en el objetivo. La base fue el trabajo de todo el semestre, siempre nos mantuvimos tranquilos por nuestro esfuerzo”.

Los “jotabelianos” debutarán el 31 de enero contra el Ureña SC en el estadio polideportivo de Pueblo Nuevo, en San Cristóbal. Martínez juzga que puede dar unos cuantos golpes en el Apertura. Tienen las armas para ello.

“Creo que tenemos equipo para hacer un buen papel, lo que nos puede complicar un poco es el tema de la experiencia y la ansiedad, pero toca conocer bien la categoría y sé que en los papeles JBL tiene equipo para estar arriba sin problemas. Contamos con mucha juventud, mucha entrega para jugar, para presionar. Pienso que la mayoría de los equipos no tiene nuestra intensidad”.