Sanvicente: "Con los 15 o sin ellos, el objetivo es ganar"

Noel Sanvicente tendió una mano a los jugadores y otra a la Federación Venezolana de Fútbol, con el objetivo de limar asperezas de cara al reinicio de las eliminatorias suramericanas a Rusia 2018, en marzo de 2016. No obstante, el timonel es claro: “Con los 15 jugadores o sin ellos, el objetivo es ganar”.

El guayanés habló en rueda de prensa sobre la crisis en la que se encuentra sumida la Vinotinto, última en el premundial –sin puntos en cuatro fechas- y con una rebelión de 15 referentes en contra de la dirigencia federativa.

“Me extraña la declaración del presidente de la Federación Venezolana de Fútbol”, manifestó el timonel, luego que Laureano González indicara que los jugadores estaban contra el técnico en una entrevista a un diario deportivo venezolano. “Todos me conocen, a lo mejor es un error que yo no tenga redes sociales, siempre doy la cara. Dije que cuando me tocara, hablaría del tema. Sí defendí a mis jugadores, pero no puedo estar a cada rato tuiteando y subiendo una foto para demostrar que estoy peleando o defendiendo. Siempre confiaré en mis jugadores. No estoy de acuerdo de muchas cosas que se dicen. Son rumores. Le expliqué esto al presidente y me entendió. Siempre apoyaré a mis jugadores”.

Las declaraciones de González generaron una cadena de misivas públicas, la primera de ellas firmada por jugadores como Tomás Rincón, Oswaldo Vizcarrondo y Salomón Rondón, además de otros 12 futbolistas, en la que criticaban la posición federativa y la del cuerpo técnico, tras “no sentir el apoyo” de Sanvicente en el enfrentamiento.

“Ya parecemos Ipostel, cartas van, cartas vienen. Todos debemos estar unidos, en lugar de incendiar más esto hay que buscar soluciones entre todos, dirigentes, jugadores, cuerpo técnico, fanaticada y prensa”, lanzó el siete veces campeón de clubes de Venezuela.

Sanvicente develó que ya conversó con algunas de las figuras en rebeldía y que las visitará en enero, en una gira que realizará por Europa. “Quiero reunirme en enero, la primera o segunda semana, con algunos jugadores. También quiero visitar dos equipos donde están los mejores entrenadores del mundo, para revisar en qué estamos fallando. Yo me reviso, pero que también lo hagan los dirigentes o los jugadores”, afirmó el de San Félix, sucesor de César Farías en el banquillo nacional.

“He hablado con sinceridad con Tomás, estamos muy dolidos. Él esperaba que yo me pronunciara sobre lo dicho por Laureano, pero yo no tengo redes sociales, yo debía hacerlo a través de una rueda de prensa. Pude tener comunicación con él. Laureano me prometió que conversaría con él para buscar la unión. Los objetivos se consiguen mejor con un grupo unido que con uno desunido”, recalcó Sanvicente en la rueda de prensa, en la que estuvo acompañado por el director de Finanzas de la FVF, Jesús Berardinelli, y el exjugador y asistente técnico José Manuel Rey.

“Siempre me han dicho que se interpretó mal la carta. Les dije que nos estamos haciendo daño (...) Yo nunca he pensado que un jugador vaya para atrás”, afirmó.

También manifestó el seleccionador que la detención del presidente de la FVF, Rafael Esquivel Melo, implicado en el escándalo de corrupción en la Fifa, afectó el desarrollo del equipo.

“Ahorita tengo un máster, me gradué con los problemas que han pasado acá. No son excusas, pero es una realidad: la salida del presidente (Rafael Esquivel) ocasionó un caos. Son muchísimos problemas. Allí comenzó todo. Antes la selección estaba en una burbuja, hoy explotó. Es la realidad”, consideró el guayanés. “Esquivel ponía la mano acá, la mano allá, y las cosas se calmaban. Pero no está Esquivel”.

Venezuela enfrentará en marzo a Perú en Lima y Chile en una sede a definir –suenan Barinas y Barquisimeto como principales opciones-. Para febrero, Sanvicente busca realizar dos amistosos con jugadores del medio local: uno de los rivales sería Jamaica.

“Tenemos un plan B –para el premundial-, contar con jugadores que no tienen mucha experiencia. Pero no hemos sacado a nadie, las puertas están abiertas”.

Otras frases:

"Quiero ofrecer mis disculpas a todos por no atenderlos previamente. Ustedes solo están haciendo su trabajo. Estuve dolido y triste, tenía que darles la cara. Comienzo con una disculpa".

"Quiero reunirme con los clubes. Vamos a tener un año bastante difícil, complicado, con Libertadores en juego. Me gustaría tener la posibilidad de jugar partidos amistosos".

"Amorebieta disputó 90 minutos y luego nos habló que sería baja por 45 días. Después nos dijo que por el dolor se manejaba un mes, dos meses de baja. Cuando se hace el ecograma, se habla de siete a diez días. A uno le extraña esto. Los planes eran que él jugara contra Bolivia, pero le dije que se viniera igual, para recuperarlo para el segundo partido. Su respuesta es que tenía mucho dolor, que para él lo mejor era quedarse. Le dije que se quedara. Creo en los jugadores, estoy donde estoy gracias a ellos.

Cualquier entrenador apoya a su jugador cuando las cosas están complicadas. En el caso del partido contra Perú en Copa América lo hice. Mostré una jugada de un peruano contra Ronald Vargas y dije que no nos medían con la misma vara. Amorebieta fue criticado por la fanaticada y muchos medios, pero yo lo apoyé. Por eso digo que me extraña que dijera que no sintió el apoyo. Siempre tendrá las puertas abiertas".

"Los artistas principales de todo esto siempre serán los jugadores".

"Hay que buscar unión, diálogo, poner por encima de todo a la selección. Todos somos culpables, el primero es el entrenador".

"Si se sintieron dolidos, que me disculpen entonces. Pero un entrenador se siente respaldado con el juego en la cancha".

"Esa carta de 15 jugadores, con diferencias con el presidente de la FVF… los trapitos deben lavarse en casa. Hablé con un jugador que es el vocero de todos, hablé con el presidente. Les dije que dejaran todos los problemas atrás y habláramos sobre el futuro, sobre Perú, sobre Chile".

"Jamás se me va a pasar por la cabeza que los jugadores estén conspirando contra el cuerpo técnico. Jamás".

"Con jugadores o sin jugadores, esto continúa. Esto sigue con los jugadores que están en la carta o los que no estén".

"Hay que poner por encima de todo a la selección, a la Vinotinto. Por más que estén tristes o dolidos, jamás van a estar más dolidos que yo".

"No sigamos incendiando esto, debemos mantener la unión, dejar atrás nuestras diferencias, ser sinceros".

"Así como he sido criticado también he tenido el apoyo de muchísima gente. Me hubiese gustado que esto me hubiese ocurrido en la etapa de clubes. Pero estamos acá, por algo pasan las cosas".

"Tenemos una planificación hecha, pero viene una temporada muy, muy brava, en la que necesitamos fechas para trabajar. Espero la ayuda de los clubes".

"Guapo es el que dice las cosas de frente y da la cara".

Compromiso de los jugadores: Voy a viajar a Europa, no es lo mismo hablar por teléfono que hacerlo cara a cara. La idea es tener comunicación directa. Quiero hablar de tú a tú. A los que convoque, pido su compromiso 1000x1000. Hay una carta, es la realidad, estoy seguro que estarán dispuestos a venir, pero debe haber un cambio.

El apoyo: Para cualquier entrenador los resultados son importantes, porque allí se fortalece la autoridad del proyecto. Cuando no se consiguen los triunfos, se debilita el proyecto, por la desconfianza. Los dirigentes, a pesar de los resultados, confían en mí. Eso es bueno para cualquier entrenador. Hay que evaluar varios temitas para tratar de dar un cambio en todo. Me he reunido tres, cuatro veces con los dirigentes y tengo el apoyo total.

La futura convocatoria:
Las puertas estarán abiertas para todos. Peñaranda es un orgullo para nosotros, ya se estrenó en España, pero debe esperar su momento. Faltan tres meses, se va a evaluar. Mauricio Lazzaro (asistente) está visitando varios países. Pero tiene las puertas abiertas, no solo él: Villanueva, Romo. Todos los jóvenes que están afuera tienen seguimiento. El apoyo desde acá lo tienen, la pregunta es para ellos. Yo siempre contaré con los jugadores.

El rival de febrero: Hay un equipo que nos debe una visita, que es Jamaica. No tenemos fecha Fifa, pero quiero darle continuidad y trabajo a los jugadores que están acá. Los partidos con los jugadores locales los he ganado. Se merecen ser convocados. Esa competencia sana es muy buena, es muy bonita. Contar con una selección del fútbol local siempre será bueno.

La gira de Lazzaro: Ha conversado con los jugadores jóvenes y nos han apoyado. ‘Dígale al profe que las cosas se maltinterpretaron, que nosotros lo apoyamos’, le dicen.

Vizcarrondo: Todo pasa por la concentración (más que por la mística). Hemos recibido goles empezando, y es algo que cambia todo. A lo mejor no hemos tenido la mejor concentración. Pero al no tener fechas Fifa para tratar de acomodar, necesitamos el diálogo, transparente, con honestidad, para buscarle una vuelta a todo esto.

Mundial: En este momento lo importante son los partidos contra Perú y Chile. Necesitamos la unión para esto. Las cuentas nos salieron más, no podemos pensar más allá, hay que retomar la confianza para luego pensar en el Mundial.

Lo más difícil en lo deportivo: Una de las cosas que nos han costado bastante es la presión. Soy amante del juego con intensidad. No lo he logrado. El tema principal es la concentración, dicho por los mismos jugadores también, no recibir goles empezando. Debemos estar mejor preparados a la hora de contrarrestar las cosas que nos están pasando.

Sanvicente y la dirigencia de la FVF: La idea era que me acompañaran los dirigentes, no habían llegado. Ya están aquí. El presidente de la FVF está viajando.

Tenemos problemas con los rumores, los comentarios, el chisme. Tengo unos jefes, que son los dirigentes. Si ellos me piden que no continúe… el día que ellos vengan y hablen conmigo, me digan que no puedo continuar, lo entenderé, porque no le he ganado a nadie. El mejor respaldo para el entrenador es la victoria.

Mi relación con los dirigentes siempre ha sido buena, pero cuando tengo que decirles las cosas, se las digo. Aquí y en la sala de reunión, donde sea.

Si nos basamos en comentarios, hay tantas cosas que pueden decirse. Aquí estoy, dando la cara.

Tomás Rincón y la carta: En reuniones me he parado dos veces, no es preciso decir de qué hemos hablado, pero siempre he defendido a los jugadores.

Rafael Esquivel: Una persona que permanezca más de 20 años es porque tiene un control de todo. Yo tuve mis diferencias con él. Pero tras su salida se armó un caos. Tenía mucha mano izquierda, llamaba, trabajaba las cosas.

El vestuario: Me preocupa que lo que está haciendo más daño es el problema en el camerino. El único que habló en el camerino fui yo, estando con el grupo. Ojalá estuviera grabado. Hay muchos testigos. A cada uno le dije lo que pensaba, sin maltratarlo ni ofenderlo. El que me diga que lo ofendí… Yo tengo un estilo, sí dije que dimos muchos regalitos. Sí lo dije. Fallamos muchísimo con errores ¿infantiles? Si lo digo así, se molestan. Si digo que son regalitos, también. Esto es fútbol, las cosas hay que decirlas así. En el camerino, para mí, no pasó nada. El que habló fui yo. ¿Por qué llega esto a un periodista? Alguien está filtrando información.

Mundial: No podemos olvidarnos de la clasificación. Los puntos están allí. ¿Es difícil? Dificilísimo. Pero necesitamos darnos un gusto, de eso se trata esta doble fecha: tratar de dejar a un lado los problemas antes de llegar a la doble fecha, Perú-Chile. Queremos dejar a un lado las diferencias. Me siento con las fuerzas para sacar adelante esto. Estamos acá por mi culpa, y eso mismo me hace pensar en que podemos mejorar.

La carta: Los jugadores no están renunciando, están dolidos con el presidente de la FVF. Todos sabemos lo que dice la carta. Pero también he hablado con varios de los jugadores y ellos dicen que no renuncian. Algunos me dicen que sí vendrán. Pero hay que manejar dos escenarios, con ellos o sin ellos. A lo mejor los que vienen no tienen la experiencia, pero están esperando la oportunidad. Esto va a continuar conmigo o sin mí, con ellos o con otros, con los dirigentes o sin los dirigentes. Hay que estar claros.