Domingo Cirigliano, vicepresidente del Zulia FC: "Reforzaremos las categorías menores"

Zulia FC comienza a preparar el Apertura 2016 desde lo administrativo. Los jugadores descansarán por el resto de diciembre, pero los directivos trazan la planificación.

Con César Farías –presidente del club- dirigiendo en el exterior, Domingo Cirigliano queda como máxima autoridad. El vicepresidente lo hizo en 2015, con el exseleccionador con el North East United de la India; le tocará en 2016, con el sucrense en el Cerro Porteño de Paraguay.

“Fue un desafío recibir un equipo en los últimos lugares y en diciembre, trabajando del 24 al 2 de enero para hacer lo poco que pudimos”, rememora Cirigliano en charla con PANORAMA. “Vamos paso a paso: aunque no estuvimos aún satisfechos con lo que logramos, sí hemos avanzado muchísimo”.

La venta de Manuel Arteaga al Palermo italiano, luego de marcar 17 goles en el Adecuación -23 en todo el año calendario- le dio ingresos y renombre al equipo petrolero.

“Manuel detectó que los que estábamos al frente no éramos aventureros, es un proyecto serio que contempla la preparación de jugadores para irse al exterior, como será el caso de (Jefferson) Savarino, Montero, juveniles nuevos como Montiel, Paz, Cedeño, Villarreal… Reforzaremos las categorías menores, tenemos la vista sobre ellas con un trabajo bien estructurado”, manifestó el vicepresidente. “Savarino puede ser el próximo en salir: que cuando se vaya a Europa tengamos la posibilidad de tener algún otro muchacho de la cantera para que ocupe su espacio”.

Farías anunció en rueda de prensa el arribo de los jugadores Luis “Bam Bam” Jiménez (proveniente del CD Lara), Sandro Notaroberto y Luis Ruiz (Deportivo La Guaira). “Se trata de mejorar la organización, pero nada perturbará que estos jóvenes continúen su camino ascendente. Savarino está no muy lejano de irse al exterior, Montero puede explotar este año, Diego Meleán tiene futuro y ha empezado a florecer con nosotros. Seguiremos ofreciendo oportunidades”.

La permanencia de Juan Domingo Tolisano en el banquillo es garantía de mantener la idea del fútbol ofensivo, apoyado en el talento joven del club.

“Tolisano es parte de la organización. Fue una gran revelación. La salida de (Carlos Horacio) Moreno nos pudo significar una debacle, pero eso lo agarró Tolisano y lo llevó a buen puerto. Veníamos perdiendo puntos y de la noche a la mañana nos tocó sustituir al entrenador. Tiene un voto de confianza”.