Oswaldo Vizcarrondo: "Nos cuesta concretar, es una de nuestras deudas"

El líder de la zaga central venezolana, Oswaldo Vizcarrondo, reconoce la mejoría de la selección paraguaya, rival de la Vinotinto este jueves en el inicio de las eliminatorias, pero considera que físicamente se puede contrarrestar.

“Pasan por un recambio generacional, tienen ideas más frescas con el nuevo cuerpo técnico”, señaló el defensor central del Nantes francés, sobre el técnico argentino al servicio de la albirroja, Ramón Ángel Díaz. “Están volviendo a tener la mística de las anteriores eiminatorias. La idea es tratar que ellos no agarren confianza, y la única manera para evitarlo es que nosotros arranquemos con una victoria para ayudarnos a nosotros en la parte motivacional”.

Venezuela finalizó en el sexto puesto del camino a Brasil 2014, mientras que Paraguay fue última.

“Hay que estar atentos a lo que han sido históricamente, con los pases rectos, que tratan de pivotear con sus delanteros, que son de buena talla, buena estatura. Uno de nuestros poderíos como conjunto es que tenemos un equipo alto, que puede contrarrestarlos físicamente. Nuestro equipo es fuerte y dinámico”, consideró el zaguero, de 31 años e internacional con Venezuela en 67 compromisos (8 goles).

“Espero que tengamos la pelota. Si es la realidad o no, lo dicta el partido en sí. Debemos tratar de hacerlo con el apoyo de la gente en nuestra casa poder ir a encimarlos, generar opciones y concretar. Debemos convertir”, recalcó el defensor. “Generamos volumen de juego ofensivo, pero nos cuesta concretar. Es una de nuestras deudas. Nos pasa factura no convertir, porque cuando no lo hacemos, nos anotan y nos pegan en la parte psicológica”.

La Vinotinto, dirigida por Noel Sanvicente, perdió 3-0 con Honduras e igualó a uno con Panamá, a principios de septiembre en Puerto Ordaz.

Para Vizcarrondo, los paraguayos “se parecen un poco más a Panamá, pero no a Honduras. No tienen tanta dinámica en lo ofensivo, pero son tipos que dejan la piel en la cancha. Tienen una mística similar a la de Uruguay. Nuestro plus son las ganas, la actitud, pero igual es la de los guaraníes”.

Luego de un arranque sin oportunidades en el Nantes, el caraqueño ha disputado los últimos tres compromisos en la Ligue 1.

“Siempre es importante jugar, tener continuidad. Eso le chocó mucho a la gente, el no tener minutos. Aproveché las oportunidades. Me dieron una muy dura contra un gran equipo, y me sentí muy bien. Luego ganamos a Lille, por primera vez en 14 años. Me sentí muy bien, y ahora quiero mostrarlo en la selección”.