Juan Domingo Tolisano, con el tiempo en contra

Juan Domingo Tolisano, foto de Arturo Bravo
Las riendas del Zulia FC, soltadas por Carlos Horacio Moreno, las tomó temporalmente su asistente Juan Domingo Tolisano. El tachirense buscará terminar con la sequía de triunfos el domingo, cuando el petrolero se enfrente con el Portuguesa en el “Pachencho” Romero. Después, se verá si permanece o no en la institución.

“Es una situación que nadie esperaba”, afirmó Tolisano a PANORAMA, tras el entrenamiento matutino. “Nosotros veníamos desarrollando un trabajo y vamos a tratar de hacerlo por una solicitud del club hasta que puedan resolver. Previa consulta con el profe Moreno, comunicándole la decisión, con Luis Quintero (preparador físico) llevaremos la semana de trabajo hasta que la Junta Directiva lo considere”.

Nacido en San Cristóbal en 1984, Tolisano llegó con Moreno al Zulia FC en el Clausura 2015. Junto con el experimentado estratega argentino, consiguió que el equipo levantara en resultados y estilo de juego. La salida del tricampeón de Venezuela por desaveniencias con el director deportivo Lino Alonso dejó al equipo desorientado.

Tras siete partidos sin victorias –cinco empates y dos derrotas- y en el séptimo lugar del Adecuación –los ocho primeros clasifican a la segunda ronda-, el adiós del bonaerense afectó al grupo.

“Es algo atípico. Decir que están bien no sería sincero. Esto ha sido un golpe fuerte, pero como profesionales deben salir a buscar el domingo el partido, como lo han hecho en los encuentros que dirigió el profe. Deben salir a ganar por ellos, por la institución, por su trabajo”, manifestó el sancristobalense. “Por parte del profe, seguramente hay cierta tristeza, porque tenía un entusiasmo grande con el grupo. Pero es su decisión, no somos quiénes para cuestionarlo. Aceptamos lo que decidió, es algo muy personal”.

Dos de los líderes del Zulia FC, Giovanny Romero y Grenddy Perozo, también emitieron su opinión sobre la salida de Moreno. “Nos cayó de sorpresa a todos”, señaló el caraqueño. “Conozco al profe desde que empecé a jugar en el profesional, sé que es una persona correcta. Habrá tenido sus motivos para tomar esta decisión. Estamos agradecidos con él por lo que nos dejó no solo en lo futbolístico, sino en lo humano. Tratamos de ser lo más profesionales posible. Cada uno se debe a la institución, al compromiso que firmas con tu contrato. Son etapas difíciles que ocurren en cualquier parte, pero no fue la mejor manera de solucionar las cosas”.

Para Grenddy, “hay mucha juventud, por eso a los mayores nos toca tomar la batuta, porque nos toma a media semana, antes de un partido importantísimo con miras a la clasificación. Debemos sacar el pecho, que el grupo esté unido, que se mantenga con ese espíritu. Es fundamental lo psicológico: lo que pasó con el técnico, la derrota… hay que pasar la página y enfocarnos en el partido del domingo, que nos puede dar el envión para la recta final del torneo”.

Portuguesa, el domingo por la fecha 15, será el nuevo desafío. Toca luchar.