Jeffren borró las dudas

Foto cortesía @somosversus
Al estreno de Jeffren Suárez con la Vinotinto en eliminatorias solo le faltó el gol. El guayanés, exjugador del Barcelona y la selección juvenil de España, fue uno de los más destacados en la derrota 1-0 ante Paraguay, por el camino a Rusia 2018.

Luego de años de conversaciones, de dimes y diretes, de una novela que parecía no tener fin, el criado en Tenerife pudo vestir la camiseta nacional de su país natal. Como volante por la derecha, Suárez mostró potencia, velocidad y desequilibrio: lo que le pedía Noel Sanvicente.

“Hay cosas bastante positivas, Jeffren mostró cosas interesantes, lamentablemente el cansancio le pegó. Debe mejorar físicamente, porque nos puede dar más, es un jugador que cualquiera quisiera tener”, afirmó el estratega nacional, al término del encuentro en el estadio Cachamay.

Para Jeffren, se había “hecho un buen partido, nos merecíamos la victoria, lástima la falla. Nos queda mucho por delante. Tuvimos varias oportunidades que no aprovechamos, fallo de nosotros. Tuvimos varias ocasiones para conseguir la victoria”.

El nacido en San Félix en 1988, hombre del Eupen belga, salió como titular. Contó con un remate que pasó apenas encima del arco guaraní. Fue sustituido al minuto 82 por Jhon Murillo.

La escuadra criolla cayó por un error del defensor Oswaldo Vizcarrondo y el arquero Alain Baroja al minuto 84. Derlis González aprovechó la indecisión y metió la diana del triunfo de los hombres de Ramón Ángel Díaz.

“No nos podemos venir abajo, es el primer juego. Es una lástima perderlo en casa, pero nos quedan muchos partidos por delante”, consideró el atacante guayanés, que vistió la camiseta siete ante los paraguayos.

Criticado por no haberse unido a la selección antes, el jueves en Cachamay salió aplaudido por la afición. “Eso es secundario, lo importante es que gane la Vinotinto, que sumemos puntos. Lo único positivo que puedo sacar es el aplauso de la gente, pero eso es secundario. Lo importante era ganar”, juzgó el atacante.

Este martes, en Fortaleza, Venezuela busca dar la sorpresa ante un Brasil en horas bajas, que perdió 2-0 con Chile en Santiago.

“El equipo demostró que luchó hasta el final, pero hay que seguir. No podemos bajar los brazos. Hay compañeros que tienen mucha experiencia. Esto es psicológico, hay que pasar la página lo antes posible. Quiero una victoria allá, nada es imposible en esta vida. Brasil es uno de los mejores del mundo”.

Venezuela, en Brasil desde el viernes, entrenó ayer en el estadio Presidente Vargas, en Ceará. Los criollos trabajaron dos horas en la mañana y dos en la noche, según informó el departamento de prensa de la selección.

Mañana, el entrenador Sanvicente atenderá a los medios de comunicación en la tradicional rueda de prensa previa a la jornada.