Venezuela, a reescribir la historia

Un salto, una pisada en la rodilla de Paolo Guerrero y una expulsión que cambió la historia de un partido, y cuidado si la de Venezuela en la Copa América Chile 2015. La roja a Fernando Amorebieta, al minuto 30 del partido que terminó en derrota para los criollos 1-0 ante Brasil, compromete las opciones de clasificar a los cuartos de final.

Los dirigidos por Noel Sanvicente pelearán por el pase ante Brasil, el domingo en el estadio Monumental de Santiago. Amazónicos, venezolanos, colombianos y peruanos tienen tres puntos cada uno, dejando en llamas el grupo C.

“No tuve intención de pisarlo, pero no voy a entrar a criticar al árbitro (Raúl Orosco, boliviano), porque él decide”, señaló Amorebieta, al término del encuentro en el estadio Elías Figueroa, de Valparaíso. “Solo me queda asumir la culpa, porque la tarjeta roja condicionó el partido”.

Si existió o no la intención del duro defensor nacido en Cantaura, queda en su pensamiento. El árbitro Orosco solo vio la acción y decidió.

En el actual plantel venezolano, Amorebieta es el que recibió más expulsiones en menor cantidad de partidos: 14. Tomás Rincón tiene la misma cantidad, pero en 61, como Juan Arango en 126, según datos de Espn.

Con 10, Sanvicente decidió reacomodar el equipo sacando a Ronald Vargas –hasta entonces uno de los más peligrosos en el ataque- y metiendo a Gabriel Cichero, el lateral izquierdo titular en la Copa América 2011. Luis Manuel Seijas, que por un par de minutos ocupó el puesto dejado por Amorebieta, volvió a acompañar a Tomás Rincón en la contención.

“Mientras estuvimos once contra once, la balanza se inclinaba para nuestro lado. Pero la expulsión nos condicionó y cambió el partido. No tengo nada para reprocharles a mis dirigidos”, indicó el técnico guayanés, en la rueda de prensa posterior al compromiso.

Venezuela apeló a los contragolpes con Salomón Rondón y Alejandro Guerra como figuras más ofensivas. Pero con el paso del tiempo, el desgaste fue haciendo mella en el conjunto nacional.

El gol peruano llegó al minuto 72, tras una falta de resolución defensiva de los venezolanos por su zona central derecha. Christian Cueva dominó y envió un pase que no alcanzó a desviar totalmente Rincón, dejándole la pelota a Claudio Pizarro, que mató a placer.

Sanvicente decidió volver a hacer cambios apenas después del gol, siempre en la ofensiva. Sacó a Juan Arango para darle entrada a Josef Martínez –más rápido, mayor generador de desequilibrio-. Nueve minutos antes del final –muy tarde ya- ingresó Nicolás “Miku” Fedor por Luis Manuel Seijas.

“Ellos tuvieron solo una llegada y la anotaron”, apuntó Sanvicente. “El equipo estuvo bien ordenado, intentamos en el comienzo, pero luego se complicó. Los muchachos se entregaron dentro de la cancha”.

El escenario venezolano es difícil. Sin Amorebieta, uno de los pilares de la zaga, tendrá que enfrentarse a Brasil: Cichero volvería a ser su suplente, tal y como ocurrió frente a los incaicos. El asterisco verdeamarelo es la ausencia de Neymar, su máxima figura, por una amonestación sufrida ante Colombia en la derrota 1-0, del pasado miércoles.

La selección amazónica no es la de mayor brillo en muchos años. Firmino, Tardelli, Fred, Willian, Elías… son nombres de poco peso en el balompié internacional. Pero Brasil no deja de ser un peligro, así juegue con once espantapájaros, y más con Dunga en el banquillo, campeón en Venezuela 2007, un “zorro viejo” que sabe lo que es ganar en condiciones adversas.

“Tendremos que hacer un excelente partido para clasificarnos”, señaló Sanvicente. “En esta Copa América le ganamos por primera vez a Colombia en la competencia, quizás podamos ganarle a Brasil por primera vez”.

Es la hora de reescribir la historia en el último episodio de la fase de grupos.

Las rutas venezolanas
El domingo, ante Brasil en el Monumental de Santiago, la primera opción venezolana para clasificar es ganar. Un triunfo dejará a los hombres de Sanvicente con seis unidades y el boleto asegurado a cuartos de final. 

Un empate solo serviría si Colombia o Perú ganan por una diferencia amplia de goles. Los dos juegan en el estadio Germán Becker, en Temuco. 

La derrota significaría el adiós, salvo milagro por otros resultados –incluyendo los de otros grupos-. 

A los cuartos de final clasifican los primeros y segundos de los tres grupos, y los dos mejores terceros puestos.

¿Quién avanza en caso de empate?
En caso de empate en puntos de fase de grupos, avanza (artículo 9 del reglamento de Copa América):
  • El que tiene mejor diferencia de goles. 
  • El que haya marcado mayor cantidad de tantos. 
  • El ganador del partido entre ambos.
  • El que gane un sorteo realizado por la Comisión Administradora de la Conmebol.