Dolgetta: "Siempre tuvimos grandes selecciones"

Gabriel Omar Batistuta, Palhinha, “Chemo” del Solar, Alex Aguinaga, Aristizábal, Freddy Rincón, “El Diablo” Etcheverry... Ninguno pudo alcanzar al venezolano José Luis Dolgetta en la cima de los goleadores de la Copa América Ecuador 1993.

A 22 años del registro, el valenciano se mantiene en la cúspide de los anotadores criollos en el torneo. Su registro se mantiene: pasa el tiempo y nadie le hace sombra.

“Hicimos una excelente preparación con el profesor Ratomir (Dujkovic), en la parte física estábamos muy bien”, recordó Dolgetta, hoy técnico del Deportivo Anzoátegui, en conversación con el diario PANORAMA. “Pero con la goleada recibida ante Ecuador no logramos pasar a la siguiente ronda, así fuera como mejor tercero. Esa Copa América del recuerdo no se borrará nunca. Logré algo importante en la historia, significativo”.

Venezuela contaba con un equipo guerrero, peleón, apellidos que hicieron historia en el balompié nacional. Stalin Rivas, Juan García, Luis Manuel Filosa, Oswaldo Palencia, Miguel “Pochito” Echenausi, Marcos Mathías...

“Siempre tuvimos grandes selecciones, aunque todo mejoró con la era de Richard Páez”, considera el entonces jugador de Unión Atlético Táchira, que vestía la camiseta nueve del combinado nacional. “Pero nadie dice que en las épocas anteriores pasábamos cinco horas en un aeropuerto, por ejemplo. No sacábamos resultados, es la diferencia, pero hoy tienen mayores facilidades. Es un cambio drástico. Cuando pasabas cinco horas en el aeropuerto, llegabas con los pies hinchados y no rendías lo mismo. Hoy se trata como debe ser al jugador de fútbol”.

Los nacionales cayeron 6-1 ante Ecuador en el debut en Quito, en el que Dolgetta marcó el del descuento. “Ya perdíamos 3-0. Tocamos en la mitad de la cancha, ‘Pollito’ Hernández me puso un pase entre líneas y concretamos”, rememoró el valenciano.

Segundo partido del grupo A, Uruguay 2-2 Venezuela, Dolgetta anotó uno: “Un toque en la mitad de la cancha entre Stalin y Palencia, meten un pase en profundidad y en la raya, casi al borde del área, definí debajo del portero”.

Luego vendría el partido de la consagración, el 3-3 contra Estados Unidos, tras ir cayendo 3-0. “Primero un pase largo del ‘Pocho’ Echenausi, dominé con el pecho y finalicé con la izquierda”, recuerda el carabobeño, autor de un doblete. “Luego un pase del ‘Pollito’ Hernández en profundidad e hice el gol, le pegué fuerte arriba”.

Los hombres de Dujkovic se quedaron en primera ronda como terceros del grupo, con dos unidades, seis goles a favor y once en contra. Pero Dolgetta aún ligaba para mantenerse a la cabeza de los anotadores.

“Me fijé una meta, trabajé fuerte para marcar al menos dos goles en la copa. Después, cuando hice los cuatro goles todavía faltaban muchísimos partidos. Los ecuatorianos Avilés y Hurtado, el brasileño Palhinha... Luego apareció, de la nada, Batistuta. Le di gracias a Dios que ninguno de ellos logró el cuarto gol para empatarme”.

En Uruguay 1995 el delantero marcaría dos tantos más, que le dejaron con seis en la cumbre de goleadores venezolanos en Copa América. Hoy, hombres como Salomón Rondón y Juan Arango, con dos cada uno, miran a lo lejos al rey del gol vinotinto.