Blatter se aferra al poder

Una bomba de barro cayó cerca de Joseph Blatter, pero el suizo solo sacó su pañuelo, se limpió y siguió caminando, sonriendo, echando chistes. Y ganó. Otra vez.

La presidencia de la Fifa queda, por quinta oportunidad consecutiva, en sus manos. Con 79 años, 40 de ellos dentro del órgano rector del fútbol mundial y los últimos 17 al frente, Blatter venció al príncipe jordano Ali Bin Hussein antes de luchar por la segunda ronda.

Luego de un resultado 133 contra 73 y tres votos inválidos, más cerrado que en los anteriores cuatro comicios, Hussein decidió no ir al balotaje, lo que le dio la victoria al helvético. La crisis generada por los arrestos de ocho altos mandos del organismo por corrupción pasó de ser la hecatombe a una simple anécdota.

Blatter se mantiene.

“No soy perfecto, nadie es perfecto, pero estoy seguro que juntos haremos un buen trabajo”, apuntó el reelecto mandatario en Zúrich.

Apoyado por los votos de África, Asia y Oceanía (54, 46 y 11), y con una parte de Europa y Centro y Norte América, el suizo retuvo su corona. Suramérica votó por el príncipe jordano -salvo Venezuela, Ecuador y Paraguay- así como la mayoría de las federaciones de la Uefa y la Concacaf, pero de nada sirvió.

Las elecciones estuvieron marcadas por el escándalo, no solo por la detención de los jerarcas –incluyendo el presidente de la Federación Venezolana de Fútbol, Rafael Esquivel-, sino por el choque entre palestinos e israelíes que terminó con un apretón de manos y la amenaza de bomba que resultó ser falsa. Al final, reinaron la paz y Blatter.

“No necesitamos revoluciones, pero necesitamos evoluciones”, afirmó el nacido en Visp, Suiza, en 1936. Graduado en Comercio y Economía Política, luego de ser secretario general de la Federación suiza de Hockey sobre Hielo llegó a la Fifa, en la que pasó de director técnico (1975-1981) y secretario general (1981-1998) a presidente (1998-).

Dejó atrás a Bin Hussein, de 39 años, presidente de la Federación de Jordania. “Quiero agradecer a todos los que tuvieron la valentía de respaldarme. Ha sido un recorrido maravilloso el conocerlos y trabajar con ustedes”, indicó.

Las reacciones en el mundo del fútbol no perdieron volumen. Romario: “Vergonzosamente, Blatter fue reelecto. No voy a decir que estoy sorprendido pero, como la mayoría, no dejo de indignarme”. Luis Figo, candidato que se retiró antes de las elecciones: “La Fifa ha perdido, pero por encima de todo, el fútbol ha perdido y todos los que creen en él (…) Es imposible que alguien que dirija la Fifa incumpla las reglas más elementales de la transparencia, legalidad y democracia”. Gary Lineker: “Tan predecible como deprimente: todos aquellos miembros de la Fifa que votaron por Blatter han traicionado al juego que debían defender”.

El temor en Suramérica de perder el medio cupo extra para el mundial al parecer se despejó. Así lo señaló el presidente de la Conmebol, el paraguayo Juan Ángel Napout en una charla con los periodistas reunidos en Zúrich. “La decisión ya está tomada. Tenemos ya la palabra de todos de que el Mundial no se toca, que es lo que queríamos todos”.