Carlos Horacio Moreno: "Nos están mostrando respeto"

El “Pachencho” Romero volvió a rendirse a los pies de Carlos Horacio Moreno. Durante la época del Atlético Zulia lo consiguió. Con el Zulia FC lo hizo de nuevo, tras la victoria del conjunto petrolero 1-0 sobre el Atlético Venezuela, en la segunda jornada del Clausura 2015.

No es un título, pero es el primer gran paso de la nueva etapa del petrolero. Tras 14 partidos consecutivos sin conseguir un triunfo, llegó. Y ante 10.211 espectadores, según los registros del club, que asistieron al estadio marabino.

Tenía poco más de siete años sin dirigir: la última vez lo hizo con Trujillanos. El experimentado técnico lo vivió como un niño. “Muy bien. Por dentro, muy bien. Primero porque lo que uno trabaja en la semana lo quiere ver plasmado”, contó el argentino a PANORAMA. “Hasta que uno no se saca eso, tiene cosquillas en el estómago. Uno ve que se estaban haciendo bien las cosas. Era injusto si no ganábamos ese partido. La explosión del gol de Arteaga… pero después sufrimos. Sufrimos mucho”.

“Uno termina ganando ante 10 mil personas, es una satisfacción muy grande, con compromiso. Recibí llamadas de amigos, de la familia. Todas esas cosas son buenísimas. Haber conseguido un empate en Acarigua no nos servía si no ganábamos acá. Lo que pasa es que esas satisfacciones personales no hay que exteriorizarlas. El domingo me domí a las tres de la mañana, no podía dormir por la satisfacción. Si traemos un buen resultado de Guanare, ante Portuguesa podemos duplicar la cantidad de gente en el ‘Pachencho”.

Zulia FC venció al Atlético Venezuela 1-0, con gol de Manuel Arteaga. Dominó en control de balón y en oportunidades, además del gol. Justa victoria.

“Fue lo trabajado, lo hablado. No a la perfección, porque nada te sale al 100%, pero sí las intenciones del visitante. Iba a trabar, a entorpecer, no iba a jugar de igual a igual. Eso estaba en el papel y lo hicieron. Buscamos tener mayor tenencia de pelota que el rival, el rival siempre buscó desvirtuar lo que hicimos nosotros”.

En defensa y en ataque, este Zulia es radicalmente opuesto a lo visto en el Apertura 2014, en el que terminaron en el puesto 17, con 12 goles a favor y 27 en contra.

“Ganamos con pocas posibilidades del rival”, recordó Moreno. “Aquí hay dos cosas: se están complementando bien los cuatro de atrás con los dos volantes de contención. Existe un plan defensivo. Pero hay algo que es fundamental: si la tenencia de pelota es nuestra, el rival va a tener menos posibilidad de llegarnos”.

“Creo que si no es la última de Tito (Rojas), que sacó, ese equipo no llegó nunca. Un tiro libre de Daniel Febles, pero aparte, no llegó. Lo otro es el respeto: van dos partidos en los que nos plantean la misma situación: Petare (empate a cero en Acarigua, en la fecha inicial) con dos líneas de cuatro, Atlético Venezuela con cinco defensores. No creo que Mineros, Táchira o Caracas hagan lo mismo. Eso me parece bien, es bueno, porque eso es respeto. Tienen dos años de trabajo con José (Hernández). Nosotros tenemos quince días. Y vinieron a buscar el cero”.

El partido contra Táchira, que debía jugarse hoy, fue suspendido por petición del petrolero. La próxima jornada será el 25 ante Llaneros en Guanare.

Moreno continuará trabajando por un nuevo triunfo.

La corbata de la suerte
Para el partido   en casa causó curiosidad la corbata que llevó Moreno, de colores azul, celeste y amarillo y con un balón. Contó su historia: “Es una corbata de Venevisión. Las mayores cosas las tengo de allí, porque no tengo trajes. Esa tiene una pelota, la otra que tengo es igual, con más amarillo que azul. Es de la Copa Confederaciones de 2013. La mantendré, como el interior, las medias, los zapatos. Así voy a salir en Guanare, hasta que… Si Dios nos ayuda, que sea por varios partidos”.