Roberto Rosales: "En Málaga tenemos un gran grupo"

Málaga está rendida a los pies de Roberto Rosales. El venezolano, en su primera temporada con los blanquicelestes, ha disputado seis partidos, incluyendo el empate a cero que hizo trastabillar al líder de España, el Barcelona.

“La adaptación ha sido bastante rápida”, afirmó el caraqueño a PANORAMA. “El idioma te facilita mucho las cosas, tenemos un gran grupo y eso te facilita las cosas”.

Rosales, de 25 años, recaló en el equipo andaluz proveniente del FC Twente holandés. El lateral derecho llegó tras consultar con un ilustre exmalaguista, su amigo y compañero en la Vinotinto, Salomón Rondón. El cambio de aires ha favorecido al criollo.

“La ciudad es muy turística, muy tranquila en la costa”, describió Rosales. “El clima muy agradable para vivir y tenemos una afición que siempre está con el equipo, en las buenas y malas. En los partidos en casa se siente la buena vibra”.

En el conjunto malacitano coincide con un compatriota: Juan Pablo Añor. Ambos fueron titulares en el once del empate ante el Barcelona en La Rosaleda, algo inédito en la Liga. Nunca antes dos venezolanos aparecieron desde el arranque en un duelo de la primera división ibérica.

Mientras que el lateral derecho jugó los 90 minutos, el volante zurdo de 20 años disputó 85.

“Juanpi es una excelente persona, un gran compañero, muy trabajador, de una calidad impresionante”, afirmó el zaguero.”Cuando tenga la continuidad y siga trabajando de esa manera va a ser un jugador importante para nuestro fútbol”.

Rosales estuvo convocado en los dos primeros partidos de la era de Noel Sanvicente en la Vinotinto, ante Corea del Sur (derrota 3-1) y Japón (empate a dos), en septiembre. Tras la ausencia venezolana en el Mundial de Brasil 2014, ahora el reto es Rusia 2018, además de las copas América de Chile 2015 y la edición centenaria Estados Unidos 2016.

“Ir a la selección siempre es una responsabilidad”, recalca el orgullo del “23 de enero”. “Siempre lo he vivido con mucha responsabilidad y en el profe (Sanvicente) tenemos un gran entrenador, trabajador. Todos confiamos que con sacrificio, entrega y sobre todo mucho trabajo para superarnos y progresar cada día, las cosas saldrán bien. No será fácil, pero lo dejaremos todo por lograr los objetivos”.

Antes de partir al KAA Gent belga, su primer destino en Europa, Rosales llegó a coincidir con Sanvicente en el Caracas FC. “Todos sabemos cómo trabaja ‘Chita’, con un fútbol de presión, mucha movilidad y ahora no es la excepción”, juzgó el capitalino. “Para eso tenemos que prepararnos mucho mejor, para estar a la altura de sus peticiones”.

La gran novedad de la presencia de Rosales en la Vinotinto fue su ubicación en el campo. Habitualmente es lateral derecho y César Farías probó con él como zaguero por la izquierda: Sanvicente fue más allá, posicionándolo como volante ocho, al lado de Tomás Rincón.

Ante Japón en Yokohama destacó en ese sitio: la selección gana un arma más y Rosales suma un punto mayor en su polivalente carrera.

“Había jugado allí hace mucho tiempo con ‘Chita’ y José Hernández en el Caracas FC, y en Europa pude jugar varios partidos allí. La adaptación fue un poco más fácil, igual siempre estaré a disposición del entrenador donde crea que pueda ayudar al equipo. Daré el máximo de mi esfuerzo para hacer el trabajo”.