Carlos García, DT del Zulia FC: "Quiero un equipo agresivo"

Fue uno de los defensores que contribuyó a la grandeza, en apenas dos años, del Atlético Zulia. Su labor, más de obrero que de estrella, lo describe de la mejor manera: es un trabajador de los que no saca el pecho en la victoria, sino que apunta a la siguiente etapa. Sin muchos aspavientos.

Carlos García (Maracay, 1971) debuta este año en primera división de Venezuela como técnico del Zulia FC. Tras asistir a Marcos Mathías en la selección juvenil y acompañar a Manuel Plasencia en el interinato de la de mayores, tras conducir en segunda al SC Guaraní, tiene su gran reto en la categoría de oro nacional.

Quiere inyectarle al conjunto petrolero orden en defensa, y de allí en adelante, ligereza en el ataque. Sabe que la situación no es sencilla, pero está dispuesto a pelear hasta lo último por dar una sorpresa en el Apertura 2014.

—¿Qué representa para usted conducir al Zulia FC?

—Para mí es muy importante. Estoy dando un paso importantísimo, después de quemar varias etapas como asistente técnico y como entrenador en segunda, llegar a primera es importantísimo. Sé que tengo un plantel de jugadores que hay que ir preparando de a poco, más con la parte mental que con la motivacional. Estoy muy claro a dónde llegué, sé a dónde voy apuntando. Esto es de tener un poco de paciencia e ir acoplando al grupo a lo que queremos. Sabemos que el fútbol en Maracaibo ha perdido auge en el ambiente futbolístico, pero estamos trabajando bien para que la gente se vaya acercando al estadio.

—¿Cuál es su filosofía de juego?

—Me gustan los equipos muy ordenados en defensa, con transiciones rápidas de tres cuartos de cancha para adelante. Por eso he tratado de diseñar un equipo liviano de tres cuartos al frente, que me saquen la pelota limpia de atrás, colocar un volante de marca y otro con mejor pie, para que se una a la línea ofensiva en las transiciones de ataque.

—¿De quién aprendió en los banquillos? ¿Quiénes son sus referentes?

—Me he nutrido de muy buenos técnicos: Marcos Mathías, César Farías, Manuel Plasencia, con el que aprendí cosas muy importantes, por su experiencia. Pero tengo mi propio estilo, no trato de imitar. Saqué cosas positivas de ellos para ponerlas en práctica.

—Usted, como defensa central que fue, sabe lo que es leer el juego desde el fondo, ejercer de líder. ¿Cuánto de esto aplica en la dirección técnica?

—Como jugador no daba por perdida ninguna pelota. A lo mejor no tenía una riqueza técnica como otros jugadores, pero siempre me caractericé por eso. Trato de transmitírselo a mis jugadores: quiero un equipo agresivo, no que golpee, pero sí que presione, rápido para defender y atacar, un equipo despierto, enchufado. Ir metiéndoles cositas de a poco. Quiero sacarles el aporte positivo a todas las situaciones, futbolísticas y extrafutbolísticas.

—Pasó usted por uno de los grandes momentos del fútbol zuliano, con el Atlético Zulia… ¿qué recuerda de esta etapa?

—Es una de las mejores que he vivido. De los equipos que tuvo la ciudad, fue el único que logró llenar el “Pachencho” en tres ocasiones, pero con la gente pagando, no como en el Unión. La gente se identificó con el equipo. Me acuerdo que cuando jugaba contra Petroleros o Unicol iban diez personas al estadio. Y después , con el Atlético Zulia, fue un boom lo que vivimos, que se armó un equipo de la noche a la mañana y logramos hacerle una historia futbolística al estado. Con el Unión también viví instancias alegres, igual con ItalMaracaibo y Zulia FC, ya con menos figuras. Fueron cosas muy bonitas, ojalá que vuelvan.

—¿Quién será su extensión en el campo, el capitán del Zulia FC?

—Siempre he dicho que para mí son más importantes los hombres que los nombres. Tengo tres, cuatro jugadores con un recorrido futbolístico importante. Aún estamos por decidir quién va a ser nuestro capitán. Debe transmitir energías positivas en la cancha, en el camerino y fuera de la cancha, que dé una buena imagen al equipo.

—Asumió el banquillo petrolero con talentos de la sub 20 del Zulia, campeona de Venezuela. ¿Cómo observa la evolución de los juveniles?

—Me ha sorprendido mucho Jefferson Savarino. Yo lo había visto jugar, para nosotros es lamentable no tenerlo en el torneo Bicentenario, pero está con la selección nacional sub 20, es mejor para él. De Eudis Árraga pienso que será un jugador que se perderá de vista, si logra entender que tiene que preocuparse por él, invertir en su profesión y en su cuerpo. El lateral derecho David Lizcano, Brito, Christopher Camilli, Eduardo Briceño, Edgar Castellanos, que lamentablemente se nos lesionó, porque venía con una lesión. Isaac Martínez, Andrés Montero, que jugó un partidazo contra el Anzoátegui, aunque debe mejorar en algunos aspectos. Lo importante es irle dando minutos a los jugadores, para que vayan desarrollándose deportiva y mentalmente, que cuando jueguen no les afecte ni el escenario ni el rival. Estoy muy contento con su desempeño. Evidentemente deben madurar en lo futbolístico, pero eso lo irán aprendiendo.