Nino Valencia: "Quiero volver al Zulia FC"


Solo falta un suspiro para que el Carabobo retorne a primera división. La diferencia de goles con el equipo que le persigue en el ascenso, el Metropolitanos, es abismal, aunque en el fútbol todo es posible. Sin embargo, el técnico zuliano del cuadro granate, Alberto Nino Valencia, ya considera que el ascenso está ganado.

El marabino conversó ayer con PANORAMA sobre el desafío del retorno a la primera categoría, tras la victoria 2-0 sobre Ureña, que los lleva a 32 puntos (+14 goles de diferencia). Metropolitanos tiene 29 unidades, pero +7 de diferencia. La última jornada, el próximo domingo, será la de la definición: los valencianos chocan ante Guaraní y los mirandinos ante Ureña.

Valencia develó también que su exequipo, el Zulia FC, al que llevó a primera en 2008, lo contactó a principios del 2013, y que no pierde la ilusión de volver al banquillo petrolero, tarde o temprano.


¿Cómo ha vivido los últimos meses al frente del Carabobo FC?
Lo más importante del semestre fue el tema psicológico. Y no solo con el grupo, sino con lo externo, que estaba un poco incrédulo, por lo que venía ocurriendo en los últimos años. La afición, los medios de comunicación y el grupo de jugadores estaban con ese estigma perdedor. De una u otra manera, lentamente, comenzamos a cambiar la mentalidad a todos. Entre todos hicimos un gran equipo para lograr ese objetivo.

¿Y el triunfo del sábado contra el Ureña, que acerca al Carabobo a primera?
Con mucha madurez. Soy un técnico con muchos partidos dirigidos a nivel profesional. Ese fue el éxito, pude manejar muchas circunstancias adversas durante el encuentro, contra un equipo que vino a complicar mucho, como el Ureña, pero con mi capacidad y la experiencia pude tomarle la mano al partido, ganándolo con categoría.

¿Qué significa para usted este momento?
Es un renacer de mi carrera. Volver a donde me corresponde estar, que es la primera división, bajo mucha presión. La fanaticada de Carabobo te exige más cosas, va muchísima más gente. Eres más conocido en la calle, en los centros comerciales. Eso te lleva a tener conductas distintas, deportiva y extradeportivamente.

¿Cuál es el próximo reto?
Construir, terminar de construir al equipo en el estado, formar los talentos. Y luego aspirar a una Copa Libertadores, estuve muy cerca en 2008 con el Zulia FC, en 2009 cerca de la Suramericana con Zulia, luego de la Copa Venezuela con el Carabobo. Es hora del salto a una copa internacional, para poder conseguir cosas más importantes de mi carrera.  Estoy pensando en grande.

¿El llevar al Zulia FC a los puestos internacionales es una “espinita” en su carrera?
En 2010 dije que quería volver al “Pachencho” Romero. Es mi deseo de siempre, es el mismo. Quiero ver al “Pachencho” Romero lleno, como en la época del Atlético Zulia, del Unión Atlético Maracaibo, de mis comienzos en el Zulia FC. Quiero llevarlo a una copa internacional. Quiero volver, lo deseo, pero todo va a depender de que la directiva tenga la disposición de llevarme, de hacer un grupo competitivo. Hoy estoy agradecido por lo que está ocurriendo en Valencia, pero uno siempre siente a ese estado y a ese equipo.

¿Existió algún llamado por parte del Zulia FC para que usted lo volviera a dirigir este año?
Sí, hubo un acercamiento a principios de semestre. Querían que yo volviera, luego de la rescisión de Alex García. Pero luego todo se esfumó, llegó un cuerpo técnico extranjero, y todo quedó en ese acercamiento. Me ilusioné como todo zuliano, como todo tipo que quiere estar en su estado, que quiere dirigir en cosas importante de su institución, pero estoy muy agradecido acá, estoy tranquilo acá. Tiene que ser algo muy puntual, importante para yo irme.

¿En cuánto ha cambiado el Nino Valencia que ascendió al Zulia a primera en 2008 hasta la actualidad?
Soy distinto, no me desespero al momento de que un rival me plantee algo difícil, como me pasó ante el Zamora en el “Pachencho” Romero en el 2009. Allí perdí la posibilidad de ir a una Copa Suramericana. Si yo hubiese sido el de hoy en aquel entonces, conseguía el cupo.

¿El futuro de los banquillos venezolanos está en Venezuela? Cada vez más la cantidad de técnicos extranjeros es más reducida y mayores los éxitos de los criollos…
Nosotros tenemos una capacidad importante de entrenadores, pero nunca puedes descartar a un técnico extranjero que venga con la voluntad de aportar muchas cosas a nuestro fútbol. Si viene a aportar, bienvenido sea. El fútbol es universal, no podemos ser tan egoístas como para decir que solo podemos manejarlo nosotros. Pero el técnico venezolano en la actualidad está muy preparado, muy metido en los avances. Los técnicos jóvenes nos han hecho apresurar la preparación. Esa competencia entre nosotros hace que el fútbol profesional avance en todos los aspectos.