Darío Figueroa luego del título del Zamora: "Me siento un privilegiado"

En diez años, con cuatro estrellas y 13 títulos en total, Darío Figueroa se ha construido un pedestal en Venezuela. El argentino sumó un nuevo trofeo a su carrera, tras la obtención   del campeonato con el Zamora FC.



“Es un premio al esfuerzo, a una planificación, a un trabajo, al sacrificio de un grupo que creyó, que soñó llegar a esto”, manifestó el mendocino, exjugador del Unión Atlético Maracaibo y autor del gol del empate a uno en la ida de la final contra el Deportivo Anzoátegui, en Barinas.

“Me siento un privilegiado, agradecido con Dios y con la vida por esta oportunidad”, recalcó, en conversación con PANORAMA. “Cuando llegué en el 2003 nunca pensé que viviría tantas cosas bonitas. Hoy, 10 años después, poder lograr un nuevo título es algo maravilloso para mí”.

El volante tuvo palabras de elogio para Noel Sanvicente, técnico del conjunto blanquinegro, que llegó a su sexto título absoluto en Venezuela.

“Él es el arquitecto de todo este proyecto, es la cabeza. Es muy influyente en los jugadores, hace que cada jugador saque lo mejor de cada uno, que siempre vaya en busca de más, de crecer, de no parar, de que no tengan techo. Eso lo entendieron los jugadores. Lo logrado por este grupo es mérito de cada uno, pero principalmente de un técnico que supo aprovechar al máximo las virtudes de cada uno”.

Tras ganar su cuarta estrella (una con el Unión, dos con el Caracas y una con Zamora), apuntó: “Estaba convencido de lograrlo, tenía mucha ilusión y fe. Esa felicidad de poder ganar un título en Venezuela. Se lo dedico a mi hija Milagros, a la que viene en camino (Paulina, de cuatro meses de gestación) y a mi esposa Lina”.