“Lo alcanzado es producto de la disciplina”: Rafael Dudamel


El coraje, la garra y la técnica como consecuencia de la disciplina salieron  en cada uno de los nueve partidos de Venezuela en el Suramericano sub 17 2013. El cupo al Mundial de Emiratos Árabes fue el premio a la constancia, y el subcampeonato, la representación de la rebelión vinotinto en el continente.



El empate a dos de los dirigidos por Rafael Dudamel ante Argentina, en el último duelo del hexagonal, dejó un sabor amargo entre los jugadores, que aspiraban a elevar la copa. Pero el técnico se encargó de levantar, uno a uno, a sus muchachos: el trabajo estaba hecho. Podían estar satisfechos.

“Hemos sido dignos competidores, no solamente del certamen, sino de la noche de hoy (el domingo), donde nuestros jugadores respondieron a una altísima exigencia, en un escenario hermosísimo y estuvieron a la altura del espectáculo”, manifestó el técnico, en la rueda de prensa posterior al compromiso en el estadio Juan Gilberto Funes, en declaraciones recogidas por el columnista del diario PANORAMA,  Edgardo Broner.

“Me quedo con la felicidad en cada uno de mis muchachos, de estos guerreros vinotinto que en la noche de hoy le dieron una gran alegría a toda Venezuela”, recalcó Dudamel.

El zuliano Andrés Ponce adelantó a los criollos, llegando a su séptimo gol en el torneo. Pero Leandro Díaz, con un doblete, se encargó de firmar la remontada argentina ante diez jugadores, luego de la expulsión de José Luis Marrufo. Ronaldo Peña selló el empate, para luego también ser castigado con una tarjeta roja.

  La Vinotinto terminó igualada en puntos (9) con Argentina y Brasil, pero la diferencia de goles determinó el segundo puesto.

“Habíamos preparado un partido táctica, física y mentalmente para terminar como campeones”, analizó Dudamel. “El no haberlo conseguido, sentía que mis jugadores tenían una tristeza como si hubiésemos perdido el partido. Con nueve hombres los terminamos metiendo a ellos en su área”.

Venezuela venía de caer, en la fase de grupos, 3-0 con Argentina, en un duelo manchado con el arbitraje del peruano Diego Haro. En la memoria de los criollos estaba presente aquella noche.

“La mejor preparación era recordarles en lo que nos equivocamos. Esa vez manejamos una línea demasiado alta, en espacios equivocados”,  señaló el estratega. “Reconocíamos y teníamos claro lo que había sucedido, no jugamos once contra once. Esta vez tuvimos el control del partido con y sin la pelota. Después, el rival capitalizó errores puntuales. Colectivamente nunca nos superaron”.

 Comenzará, desde junio, la preparación para el Mundial, cuya primera fecha se disputará el 17 de octubre.

“Ahora viene un mes de descanso merecidísimo y en junio comenzaremos a trabajar nuevamente, pero con un estatus, con un plus mundialista”, consideró el yaracuyano Dudamel.  “Va a haber mucho trabajo. Viene la cita mundialista y nuestros jugadores estarán a la altura. Lo alcanzado es producto de mucha disciplina. No saben lo que les espera”, afirmó el timonel, con un dejo de misterio y algo de humor.

PANORAMA presenta su selección de jugadores más valiosos para Venezuela en el torneo. Los goles de Andrés Ponce, la creatividad de Ronaldo Peña, la seguridad de Beycker Velásquez, el liderazgo de Franko Díaz y el sacrificio de Francisco LaMantia. Se convirtieron en la representación más clara de la disciplina de Dudamel. La esperanza de una nación  en un campo de juego.


Andrés Ponce
El goleador  El matador zuliano anotó de cabeza, con la zurda, con la derecha, de penal y de jugada. Su olfato de gol recordó en más de una ocasión a Salomón Rondón. El más valioso.


Ronaldo Peña
El cerebro  El llanero, delantero en el nombre pero todocampista en la realidad. Generó buena parte de los goles de Ponce y logró, ante Argentina, el último tanto de la selección. Crack.


Beycker Velásquez
El muro  Apareció en los momentos más difíciles para la selección. El arquero caraqueño terminó con ocho goles recibidos en nueve partidos, llegando a detener un penal ante Paraguay. Felino.


Franko Díaz
El líder  No solo le bastó tener la cinta de capitán, sino ejercer de caudillo dentro y fuera del campo. El defensor central portugueseño guió a los nacionales con el ejemplo. Jugador duro y expeditivo. 

Francisco LaMantia
La barricada  El merideño destacó en la marca desde el medio sector. Jugador combativo, pero limpio en su desempeño. Cortador y generador de juego, un pequeño Tomás Rincón.