“El empate en Argentina sería bueno”: Túñez y Rondón analizan el Argentina-Venezuela


Un cañón cargado y una barricada fortalecida. Salomón Rondón y Andrés Túñez tendrán dos duros trabajos: hacerle daño al arco argentino y detener a la poderosa ofensiva que comanda Lionel Messi, mañana, en la fecha once de las eliminatorias camino al Mundial de Brasil 2014.


Rondón llega inspirado, tras su gran actuación en la Europa League de fútbol con el Rubin Kazan ruso, con el que pasó a cuartos de final al dejar en el camino al campeón, Atlético de Madrid, y al Levante, ambos españoles.

Suma cinco goles en el torneo europeo. Ahora cambia la dirección de la mira y apunta a la albiceleste.
“Es importante que el equipo mantenga buenas sensaciones, lamentablemente las bajas que hay afectan al grupo, porque son nuestros compañeros, son importantes, pero estamos aquí para apoyarnos entre todos”, señaló el delantero caraqueño.

Venezuela no podrá contar con los defensores Roberto Rosales y Fernando Amorebieta, por lesión.

“No creo que influyan (las bajas), tenemos jugadores suficientes para sustituirlos. Tenemos jugadores importantes en varias ligas, pasa más por acoplarnos en los días que quedan”, consideró el delantero, internacional con la Vinotinto en 26 compromisos y autor de doce goles.

Túñez es uno de los que tendrán que entrar en el once inicial, por la ausencia de Amorebieta. El defensor del Celta de Vigo español buscará evitar que sufra una caída la valla de Dani Hernández.

“Somos un equipo muy unido, todos nos apoyamos”, recalca el zaguero caraqueño. “El que supla al que no esté lo hará bien. Todos somos una familia, somos parte de un país. Vamos contra una selección complicada y deben estar los mejores que estén en ese momento”.

“Es una prueba, una oportunidad”, insiste el defensor, que ha jugado en siete partidos por la Vinotinto. “Amorebieta no pudo venir esta vez, es un grandísimo jugador. Vengo a dar lo mejor de mí para aportar a la selección”.

Rondón analizó, junto con Túñez, las posibilidades de sacar un buen resultado en Buenos Aires. “Pasa por mantener el cero, por mantener una buena concentración en el terreno para neutralizar a la selección argentina”, indicó el delantero. Venimos con muchísima ilusión, sabiendo que es un partido complicado y que enfrentamos a una gran selección”.

Un apellido destaca en Argentina por encima de otros: Messi. Balón de Oro actual, obteniendo el premio por cuatro ocasiones consecutivas: lleva 42 tantos con el Barcelona en la Liga española 2012-13 y siete con la albiceleste en las eliminatorias a Brasil 2014.

“No tengo palabras para Messi, todo el mundo sabe que es el mejor en este momento”, reconoce Rondón, que rivalizó con el argentino durante su paso por el Málaga español, antes de recalar en el Rubin Kazan. “Tiene muchísima habilidad, lo tiene todo. Pero Argentina no solo es Messi, es un equipo”.

Túñez también sabe lo que es defender ante Lionel Messi. Con el Celta lo ha hecho ante el Barcelona. El 3 de noviembre de 2011 fue la última vez que chocó contra el argentino, evitando que marcara, pese a que los gallegos cayeron 3-1 con los catalanes, en la jornada 10 del campeonato español.

Pero el zaguero hace una acotación: “Es muy distinto a como juega en el Barcelona que en Argentina. Sabemos que es el mejor jugador del mundo, eso no se puede discutir, por lo que hace. Pero los funcionamientos en el Barcelona y en Argentina son diferentes, en el Barcelona hay mucha movilidad, los jugadores se mueven muy rápidos. Con Argentina es diferente, pero igual de peligroso”.

Aunque el plantel sabe que el gran partido, el que no se puede perder por la condición de local, es el del 26 contra Colombia en Puerto Ordaz, la esperanza de rasguñar algún punto en la capital argentina no se pierde.

“Si después ganamos contra Colombia, el empate en Argentina sería bueno”, juzga Túñez. “Pero vamos por la victoria, porque estaríamos más cerca del Mundial, que es nuestro objetivo”.