Salomón Rondón, tras eliminar al Atlético: "Merecíamos pasar"


De nada valió que el vigente campeón de la Europa League llegara con su goleador, el colombiano Radamel Falcao García. Mucha garra, mucho brillo, pero de nada valió. El venezolano Salomón Rondón y el Rubin Kazan eliminaron al Atlético de Madrid este jueves, ganando la serie de 16avos de final 2-1: “El Gladiador” cazó a “El Tigre”.

“Estoy reventado, pero contento. El Atlético es un rival complicado, el actual campeón, pero hicimos un gran partido”, afirmó Rondón, en una comunicación con PANORAMA desde Rusia. “Sin embargo, por lo realizado en los dos partidos, merecíamos pasar”.


“Ahí vamos, poco a poco”, añadió el delantero caraqueño, que lleva cuatro goles en el torneo continental.

En el partido de ayer, en el estadio Luzhniki de Moscú, los rusos perdieron 1-0 con los españoles, con gol de Falcao, pero aprovecharon el triunfo en la ida, 2-0. En aquel compromiso, disputado la semana pasada, Rondón originó la jugada para el primer gol de los tártaros, marcado por Karadeniz.

Orbaiz, en un contragolpe, terminó de matar el pasado jueves a los “colchoneros” en Madrid.

Kazan se enfrentará, en los octavos de final de la competición, al sorprendente Levante. Los españoles derrotaron 1-0 al Olympiakos, ayer, con gol del nigeriano Obafemi Martins, redondeando el 3-0 de la ida.

El 6 de marzo se jugará el duelo de ida, en España.

Pero no todo fue color de rosa para los venezolanos en el torneo europeo. Juan Arango y el Borussia Mönchengladbach dijeron adiós al campeonato continental, tras perder 2-0 con la Lazio en Italia.

El maracayero salió con molestias al minuto 52, quizá para prevenir una peor consecuencia. Finalizó su accionar en la actual edición de la Europa League con seis partidos disputados (502 minutos en total), marcando dos goles y recibiendo una tarjeta amarilla.

Los germanos habían empatado a tres con los italianos en la ida. Arango marcó un golazo de tiro libre en el Borussia Park, la pasada semana.

Cuesta arriba tenía la clasificación la escuadra germana, y los malos presagios se confirmaron ayer. Antonio Candreva y Álvaro Gonzalo anotaron las dianas romanas.

Los octavos de final quedaron así: Plzen-Fenerbahce, Benfica-Burdeos, Anzhi-Newcastle, Stuttgart-Lazio, Tottenham-Inter de Milán, Levante-Rubin Kazan, Basilea-Zenit y Steaua-Chelsea.