Alex García: “Me voy con la frente en alto”

Tras seis partidos sin conseguir el triunfo en el torneo Clausura 2013, Alex García King fue despedido por la directiva del Zulia FC. El estratega colombiano terminó, así, el trabajo que comenzó en el torneo Apertura 2011.


“Cuando las cosas marchan bien todo es color de rosa. Cuando comienzan los problemas, los malos resultados, empiezan a apuntar a la dirección técnica”, manifestó el samario a PANORAMA. “Desde junio del año pasado venimos padeciendo los rigores del mal trabajo en cuantos a las herramientas necesarias para afrontar el Apertura”.

Zulia FC suma 24 puntos en la temporada 2012-13, cuatro por encima de los puestos de descenso. En el Clausura solo tiene tres unidades: el pasado miércoles igualó a cero con Portuguesa en Acarigua, lo que colmó la paciencia de la directiva petrolera.

“En el Apertura no se pudo hacer una buena pretemporada, no pudimos trabajar en sitios adecuados, ni concentración. Los rigores se comenzaron a ver cuando comenzaron a lesionarse los jugadores. Similar situación ocurrió en el Clausura, con los malestares económicos. Tampoco hubo una preparación adecuada”, explicó el exarquero.

“Algunos jugadores llegaron fuera de ritmo otros sin forma física. Nos faltó en la parte ofensiva, en eso fallamos. No podemos echarle la culpa a los jugadores porque dieron lo mejor de sí: en algunos partidos faltó convicción, pero todo sumó”.

García King logró la mejor puntuación en la historia del Zulia FC en la temporada 2011-12, tras obtener 54 puntos. El equipo petrolero avanzó a la serie pre Suramericana, donde cayó ante el Deportivo Táchira.  

“Hay un buen grupo. Nos comimos las verdes, a lo mejor viene otro y se come las maduras. El equipo estaba comenzando a levantar”, consideró el colombiano. “Siempre traté de terminar lo que empecé. No me considero ni mediocre ni del montón”.

También desmintió García King a la directiva petrolera, encabezada por Ricardo Bravo, que habló sobre “problemas de comunicación”. “Traté de mantener al grupo motivado, a pesar del desánimo. La directiva nueva tuvo que darse cuenta de eso y no hablar de problemas de comunicación”.

Emitió un mensaje final a la afición del Zulia: “Me voy tranquilo, con la frente en alto. Traté de dar lo mejor de mí, de cumplir la tarea que se me encomendó. Le pido disculpas a la afición porque no se dieron los resultados. Que sigan apoyando al equipo, sé que darán lo mejor. Es un gran grupo de muchachos”.