Marcos Mathías: "Que los muchachos pongan el talento"


Las riendas del talento venezolano están en las manos de Marcos Mathías. El maracayero tiene todo listo para el estreno de la sub 20 en el Suramericano de Argentina 2013, este sábado contra Ecuador en San Juan.

El maracayero, volante que despuntó con equipos como Trujillanos y la selección venezolana en los 90, buscará repetir la gesta de 2009, cuando la Vinotinto clasificó al Mundial de Egipto. Tras el  gris Suramericano del 2011, Mathías y los muchachos tendrán la revancha.

PANORAMA conversó con el estratega antes de partir a Argentina. Las expectativas son altas: la Vinotinto tiene con qué ir a Turquía 2013.

¿Cuáles son las sensaciones a horas de comenzar el torneo?
Vamos con la mayor de las ilusiones. Creemos haber hecho una preparación a conciencia para poder competir y pensar que Venezuela puede acceder a su segundo Mundial de la categoría. El grupo que tenemos, la experiencia y la preparación nos hace soñar con eso.


Mucho talento en el ataque, con Josef, Machis, Arteaga, Añor… ¿cómo compaginar tanta calidad?
La idea es que no solo tenemos nombres, sino que esto sea un equipo, que la palabra funcione como tal. Ellos han puesto todo su talento y disposición para que esto sea así. El sacrificio lo ponen los jugadores de alto rendimiento. Después está la generosidad en poner ese talento a disposición de los objetivos es lo que a veces falla, y por eso no se concretan los éxitos. Esperemos que esto se nos dé, que los muchachos pongan el talento en pro de que Venezuela tenga un equipo realmente competitivo.

¿Qué caracteriza a esta selección respecto a las de 2009 y 2011?
Evidentemente la experiencia de los jugadores es importante. Después, hacer comparaciones es a veces odioso, hay que esperar cómo se desarrollan en la competencia, ojalá puedan llegar a su punto más alto. La de 2009 logró algo inédito para nuestro fútbol, la siguiente generación tiene jugadores haciendo diferencia en nuestro torneo y fuera del país, como Yohandry, Alex, Rivero, Reyes, Febles y muchos otros. Esta generación quiere escribir su propia historia. Esperemos que se nos dé.

¿Cómo evalúa el grupo en el que está la Vinotinto?
Cuando hablamos del calendario no pasa por nuestras manos elegir al rival. En los últimos 10 años hemos podido dominar a Uruguay y a Perú, en los últimos años con Brasil ha sido algo más complejo, no hemos obtenido resultados positivos. Con Ecuador nos ha marcado dos empates y una derrota. No hay mucha diferencia. Si vamos a las estadísticas estaríamos con posibilidades. Esto es de día a día. No podemos solo quedarnos con los números, sino seguir trabajando y luchando para que esto siga mejorando.

¿Cuál será el aporte del zuliano Arteaga?
Manuel es uno de los más experimentados por rodaje, por tiempo de trabajo en nuestras selecciones infantiles y juveniles. Ha participado en dos torneos suramericanos, eso le da la experiencia para desarrollarse en este tipo de competencias. Es un jugador muy competitivo, creo que se desarrolla mucho mejor en la competencia que en los entrenamientos, por su disposición, su deseo de ganar. Estamos a la expectativa de que él pueda, al igual que los muchachos del ataque, que nos ayuden en el torneo, que sus goles contribuyan con la selección.

¿Qué mensaje le da a la afición?
El sueño siempre es importante. Hablar de vinotinto es señal de compromiso y exigencia para nosotros. Que permanezca vivo el sueño, que vibren con nuestros éxitos. Esto no es solo un grupo de 22 jugadores con su cuerpo técnico, es el país el que está representado.

¿Y cómo vive usted esta nueva oportunidad para dirigir en un Suramericano?
Para mí es particularmente emocionante, una responsabilidad inédita, porque el grupo es el futuro de la actividad en nuestro país. Con eso me voy, con ese orgullo de saber que llevamos lo mejor del balompié nacional. Ojalá eso lo podamos corroborar con triunfos y una hipotética participación al Mundial de Turquía.