Venezuela apuesta por Messi


Con 90 goles en el 2012, encabezando al Barcelona más dominante de todos los tiempos y asombrando al planeta fútbol con cada presentación, Lionel Messi parece ser el elegido para repetir el premio al Balón de Oro.

Venezuela se une al grupo que apuesta por el argentino. PANORAMA consultó con diversas figuras del fútbol nacional acerca de sus favoritos para ganar el trofeo que se entregará el 7 de enero en Suiza, concedido por la Fifa y la revista France Football. Todos coincidieron en que el año del rosarino es merecedor del honor.


Richard Páez Monzón, exseleccionador venezolano y actual técnico de Mineros de Guayana, es una de las voces que se alza a favor del dorsal 10 del Barcelona. “Por lo que ha logrado, Messi no tiene comparación con ningún otro jugador en el Mundo. Messi vuelve a mantenerse como el Balón de Oro del fútbol mundial”, considera el extécnico de Alianza Lima y Millonarios de Bogotá. 

En la misma línea camina Daniel Farías, timonel campeón de Copa Venezuela y torneo Apertura con el Deportivo Anzoátegui y hoy conductor del Deportivo Táchira. El joven estratega le daría el premio a Juan Arango, pero sabe que en el ámbito mundial, lo de Messi no tiene nombre.

“Si tuviese la oportunidad de votar por el Balón de Oro lo haría por Arango. Es el mejor jugador que he visto en el país. Evidentemente Messi es el más importante a nivel mundial, pero Arango primero es mi amigo y después es el mejor jugador futbolista en la historia. Si tuviese la oportunidad, para un solo voto, le daría el Balón de Oro a Juan”, señaló el cumanés en una entrevista con este diario.

Farías reconoce las particularidades técnicas del argentino. “Messi conoce bien el juego, no es solamente un tipo que individualmente hace diferencia, sino que entiende muchísimo el juego, participa en el colectivo, hace las voluntades necesarias para su equipo”, considera. “Además, logra verse bien él y hace ver bien a los compañeros. Es lo más importante. Y por encima de eso, es un ejemplo como persona, un profesional que hace crecer su posibilidad como jugador y a la institución a la que representa”.

A Juan Fuenmayor le tocó sufrir los embates de Messi. El defensor zuliano luchó para frenar al albiceleste en eliminatorias, en el triunfo local 4-0 en Buenos Aires, por las eliminatorias a Suráfrica 2010. El marabino analizó el estilo del posible Balón de Oro 2012.

“Su rapidez en espacios pequeños. Allí es donde marca diferencias. En espacios largos no es tan rápido. Es ese tipo de jugadores que en una cerámica te hacen desastre. Es complicado conseguir jugadores de ese estilo y Barcelona tiene tres. Es un jugador distinto”, apunta el zaguero del Anzoátegui. “Messi sigue marcando diferencias, sigue marcando, ahora también con la selección. Uno no se puede poner vendas en los ojos”.

“El Bombardero” Giovanni Savarese, exdelantero de la selección venezolana y hoy entrenador del New York Cosmos, considera que tanto Cristiano Ronaldo como Andrés Iniesta pueden tener sus opciones, pero lo ve  cuesta arriba para ellos.

"Creo que es difícil, porque uno siempre se encanta con Messi. La primera reacción sería decir que Messi es merecedor del Balón de Oro cada año. Pero no podemos quitar las buenas cosas que han hecho Cristiano Ronaldo, Iniesta, otros que han demostrado ser grande. Casillas, Messi… pero para mí, el premio se queda en el fútbol español, para algunos de los que están participando en Real Madrid o en Barcelona. Si me dices, debo votar Messi, que en este momento está por encima de todos", señala el caraqueño.

Uno de los primeros rivales de Messi vistiendo la camiseta argentina fue el zuliano Grenddy Perozo. Ambos se enfrentaron en el Suramericano sub 20 de Armenia, en el 2005. De allí le quedan algunos recuerdos al defensor central marabino.

“En Colombia era muy pequeño, dos categorías menores a la sub 20 e igualito fue al Suramericano. Pero ya pintaba lo que es hoy día, la calidad, la fortaleza, ya tenía destellos”, apuntó el de Los Haticos.
Venezuela chocó contra Argentina en la fase inicial, perdiendo 3-0 con un gol del hoy astro del Barcelona, el 13 de enero de 2005. Luego se volverían a ver en el hexagonal final, cayendo 1-0.  

Para Perozo, Messi ha cambiado poco en cuanto a estilo de juego, desde aquel torneo juvenil. “Día a día, partido a partido nos demuestra que no tiene límites, no se conforma con nada. Ver la magnitud de jugador en el que se ha convertido hoy, es impresionante. Pareciera que no tuviera límites, para mí sería el ganador del Balón de Oro, sin duda alguna”.