La emigración a los Andes: Deportivo Anzoátegui "aterriza" en Táchira


De ganarlo todo con el Deportivo Anzoátegui y asegurar un cupo en la Copa Libertadores a trabajar en levantar a un gigante dormido. Daniel Farías y cinco jugadores del equipo oriental se acercan, aún más, al Deportivo Táchira, en una emigración en masa a los Andes.


Aunque aún no se ha hecho oficial el traslado a San Cristóbal por parte del entrenador, jugadores como Carlos Rivero y Gelmin Rivas, que destacaron en la obtención de la Copa Venezuela y el torneo Apertura 2012, ya opinaron sobre el hecho de enfundarse la casaca aurinegra. Junto a ellos estarían también Carlos Salazar, José Miguel Reyes y Francisco Flores, parte del efectivo y contundente Anzoátegui del segundo semestre de 2012.

“Kaki” Rivero habló sobre la grandeza del Táchira en su cuenta de twitter @carlos_riverog —aunque luego borró el tweet, ya que aún el club andino no anunciaba su firma— y Rivas lo hizo con medios tachirenses, destacando que está “agradecido con Dios de poder llegar a una plaza como San Cristóbal, donde el fútbol siempre es prioridad”.

El desmembramiento del campeón no cayó bien en la afición aurirroja. De hecho, Rivero fue tildado de “pesetero” por sus seguidores en twitter, algo que fue respondido por el defensor.

“Para aquellos que me tildan de pesetero, ojalá supieran de donde provengo para que vean que el dinero no es problema en mi vida. Sé que no podré cambiarles su parecer, pero le tengo un cariño enorme al Deportivo Anzoátegui. Al igual que todos mis compañeros, lo di todo en cada uno de los partidos que jugué (…) Aquellos que antes me alentaban y ahora me insultan, el cariño será siempre el mismo”.

Farías habló ayer, en rueda de prensa, acerca de su salida del Anzoátegui, equipo que dirigió desde 2009.

“En la vida uno debe entender los momentos y saber que, por encima de los nombres, están las instituciones. Hoy damos un paso al costado, porque hemos alcanzado la meta principal, fortaleciendo el nombre de la institución. Hoy dejamos un equipo sólido en materia económica y sólido en materia humana”, indicó el técnico.

Juvencio Betancourt asume las riendas del equipo oriental.

Mientras, Táchira está a punto de amarrar a dos internacionales vinotinto: el arquero Renny Vega y el defensor zuliano Grenddy Perozo.

El central marabino conversó con PANORAMA desde Miami, donde se encuentra trabajando en un centro de alto rendimiento, junto con la sub 20 de Venezuela.

“Mientras no firme nada no existe nada. Para nadie es un secreto que el Táchira quiere contar con mis servicios, pero mi representante está manejando esa situación y otras más. Próximamente, antes de que finalice el año, espero definir mi futuro, que es lo que quiero hacer. Quiero definir mi futuro, para pasar las navidades tranquilo”, manifestó el zaguero, que este año ha estado con el Olimpo de Bahía Blanca de Argentina (cedido) y el Boyacá Chicó colombiano.

Táchira, que comenzó el torneo con Manolo Contreras y lo terminó con Laureano Jaimes, espera salir de un ciclo gris en resultados.

El “Carrusel” aurinegro finalizó el Apertura en un mediocre puesto once, con 21 puntos. Pese a la fuerte inversión para el torneo que culminó la semana pasada, los trabajos no dieron los frutos esperados.

Con Daniel Farías al frente, esperan mejorar.

Táchira también preguntó por Yohandry Orozco
El zuliano Yohandry Orozco, que no ha entrado en acción en la temporada 2012-13 de la Bundesliga con el Wolfsburgo alemán, fue buscado por el Deportivo Táchira para regresar a Venezuela. “Yo tuve un contacto telefónico con Táchira. Se hablaron de algunas cifras y nada más que eso. Formalmente no hay nada”, indicó a PANORAMA su agente, Gonzalo Russo. Sin embargo, no le cerró las puertas al equipo aurinegro. “Esperamos mantener nuevos contactos. Por ahora es tibio el movimiento”, señaló. La prioridad sería mantenerse en Europa, pero todo depende de lo que diga el Wolfsburgo.