José Romo, delantero de la sub 20: "Mi sueño es ir al Mundial"


La sub 20 criolla parece tener garantizado el gol. Cuenta con la irreverencia de Josef Martínez, la velocidad de Darwin Machis, la altura de Manuel Arteaga… y la pegada de José Rafael Romo.



Precisamente es Romo el único de los atacantes que aún no ha salido al exterior. Hasta ahora. Las puertas están abiertas para el delantero de Llaneros de Guanare, una de las figuras de la selección juvenil que estuvo hasta el jueves en Maracaibo.

“Esta concentración ha sido como las otras, con trabajo fuerte”, manifestó el punta, de 18 años. “Cosas específicas se trabajaron. Ha sido una semana muy dura. Ya queda poco para el Suramericano y ahora hay que esforzarse al máximo. Esto no ha terminado y hay que ganarse un puesto”.

¿Qué les pidió el técnico Marcos Mathías durante la estancia en Maracaibo? “Que demos el máximo de cada uno, que trabajemos sobre el cansancio siempre, que en las altas competencias hay que rendir a un alto nivel. Eso lo valora mucho”.

Romo lleva tres goles en lo que va de temporada con el Llaneros, dirigido por el zuliano Miguel Acosta Jr. Es una de las revelaciones del campeonato.

“En Llaneros últimamente me ha ido bien, he logrado marcar algunos goles. En el equipo esto no termina, hay que trabajar fuerte”, recalcó el artillero, que está empatado en la cima anotadora del “Batallón santo” con los experimentados Antonioni y Héctor “Turbo” González.

Reconoce que, con apenas 18 años, aún le “falta mucho por aprender, pero con trabajo voy a seguir haciéndolo”. Y para ello se mira en un delantero de clase mundial, que también salió de la categoría sub 20: Salomón Rondón.

“Me gustan muchos delanteros, de gran nivel. Ahora en Venezuela tenemos a Salomón. Es uno de los que me gusta ver jugar”, señaló Romo acerca del cañonero del Rubin Kazan ruso, exjugador del Málaga español.

Otro de sus ídolos creció con él: su hermano Rafael Romo. El portero mundialista con la sub 20 en Egipto 2009 es uno de los que más ha ayudado a José en su carrera.

“Siempre me aconseja, es una de las personas que me habla mucho de fútbol, que ha vivido grandes cosas, que vivió una concentración sub 20, en varios suramericanos y en el Mundial. Siempre me dice que haga las cosas al máximo, que dé lo mejor de mí”, indicó el lancero.

Son cuatro los hermanos Romo Pérez y, además de ellos dos, hay otro que practica el fútbol en España. “Mi papá (Rafael Romo Abad) también jugó fútbol profesional en el Portuguesa. De allí nos gusta a todos”.

El interés de José es seguir los pasos de su hermano en la Vinotinto de mayores, pasando por la alcabala de tocar la gloria con la sub 20: “Mi sueño es ir al Mundial”.