Juan Arango a PANORAMA: "Que Miguel gane la triple corona"


 Aunque el corazón de Juan Arango tiene forma de balón de fútbol, siempre queda algún espacio para el béisbol. Es venezolano, “nació  sabiendo” lo que es correr las bases, tomar un rolling o pegar un batazo.



Pese a estar conquistando  la fría Alemania a punta de goles, no deja de estar pendiente de  la pelota caliente y de los Tigres de Aragua. El maracayero recuerda que se acerca el reinicio del torneo de béisbol, con los bengalíes defendiendo su título en Venezuela.

  “Siempre le he ido a Tigres”, afirmó a PANORAMA, vía telefónica desde Mönchengladbach. “En la última década han sido los grandes campeones. Últimamente se ha hecho un equipo fuerte. Por allí, cuando iba a los partidos, que era más pequeño, no era un equipo tan fuerte como en la última década”, rememoró.

Cada diciembre el zurdo cambia el balón por el madero, el guante para su mano derecha y la pelota, al menos la de softbol. Hasta en Maracaibo se han visto las actuaciones de Arango en el diamante.

Pero el crack del Borussia Mönchengladbach alemán  también está pendiente de un ilustre coterráneo, Miguel Cabrera. El toletero de los Tigres de Detroit se encuentra  en pleno combate por obtener la triple corona  en el béisbol de Grandes Ligas: el campeonato de bateo, el de jonrones y el de carreras remolcadas, además del MVP.

Miguelito continúa en pleno apogeo por hacer historia. En la Liga Americana (luego de la jornada de este domingo) es  líder en promedio con .325 de average, y en impulsadas con 136, empatado con Josh Hamilton (Texas) en vuelacercas, con 43.

Igual, el dorsal 18 de la Vinotinto considera genial la temporada del tercera base de Detroit. “Bueno, eso demuestra que en Aragua sacamos muchos buenos deportistas”. Un guiño también a su actual momento con la selección venezolana y el Mönchengladbach.

“Le envío un saludo grande. Le deseo suerte, que Miguel gane la triple corona”, apuntó Arango.
La temporada del volante  zurdo continúa siendo de ensueño. El pasado miércoles volvió a ejercer de líder en el Gladbach, luego de asistir para empatar con el Hamburgo a dos, en la quinta jornada de la Bundesliga alemana.

“He trabajado bien durante la pretemporada”, reiteró. “Sabíamos que este año sería duro, porque tenemos tres competiciones (Bundesliga, Copa de Alemania y torneo continental, inicialmente previa de Champions, culminando en Europa League), y que habría muy poco descanso, porque las competiciones son muy complicadas. Había que prepararse bastante bien”.

No ha cambiado la intensidad de los entrenamientos, pero sí le ha puesto énfasis al físico. El año pasado, el maracayero estuvo entre los jugadores que más minutos disputó en el duro torneo local, uno de los más combativos en el Viejo Continente.

“Sigo con el mismo trabajo de la temporada pasada. Me siento bastante bien, apto en la parte física. Más que todo se ha especificado en la parte física, que es fundamental para todos estos compromisos que vienen”.

 Sin embargo, el maracayero no está contento con el desempeño del Gladbach. Su club es décimo, con seis unidades de 15 posibles.

“Comenzamos bastante bien los primeros minutos, pero todavía el equipo no ha agarrado el nivel que nos caracterizó la temporada pasada, fuerte defensivamente y ofensivamente un equipo que toca muy bien la pelota. Eso lo hemos hecho en muy pocos partidos esta temporada. Nos está costando mucho hilvanar juego y crear ocasiones.  Lo importante es que cuando no tenemos días buenos no perdemos”, destacó.

Al minuto 90+1, Arango sirvió un tiro libre que terminó en gol para el Mönchengladbach. “La jugada fue una falta por el lado derecho que la cabeceó bastante bien Álvaro Domínguez para el dos a dos”, describió.

Como Cabrera, Arango continúa labrando su leyenda.

En los tiros libres, Arango admira a Arango

Su zurda se sigue paseando por el planeta fútbol. En eliminatorias suramericanas o en el balompié europeo, Juan Arango demuestra que en tiros libres está “fuera de lote”. 

El volante 18 explicó a PANORAMA cómo llegó a estar entre los mejores. 

“Tampoco practico mucho, porque la técnica ya uno la sabe y sabe más o menos cómo colocar la pelota”, señaló. “Una vez o dos veces por semana uno entrena”.

Aunque en los últimos tiempos su dimensión ha crecido, Arango considera que su calidad es de toda la vida. “Desde hace muchos años me he caracterizado por cobrar bien los tiros libres”. 

Incluso, no se esconde: se considera a la misma altura que Cristiano Ronaldo o Lionel Messi al momento del disparo franco. “Yo en una entrevista lo dije: no dije que soy mejor que Cristiano, pero no tengo que envidiarle nada a nadie en el aspecto de tiros libres. Me considero igual que ellos, y lo he demostrado. No es solamente decirlo”.

Desde los tiempos en los que vestía la celeste camiseta de Nueva Cádiz, luego Zulianos FC, ya trabajaba para llegar a la cima de los pateadores. 

“Uno que yo vi mucho y jugué con él fue Gilmar”. Gilmar Silva de Oliveira militó en el equipo celeste, cuando Arango apenas tenía 20 años. Hoy tiene 32. “Él estaba terminando su carrera, un brasilero, zurdo. Jugaba en Zulianos, cuando el equipo pasó de ser Nueva Cádiz para ser Zulianos. Pateaba los tiros libres como muy pocas veces he visto. Casi todos los goles al borde del área, tiro libre que había, tiro libre que era gol. Aprendí mucho de él”. 

¿Admira a alguien más como francotirador? “A Juan Arango. Como no tengo que envidiarle nada a nadie me admiro, porque tengo la capacidad, no tengo que admirar a otros jugadores” .


Análisis de las eliminatorias
"Fue una gira en la que sacamos tres puntos de seis. Todos queríamos los seis puntos, que los tuvimos a la mano, pero lamentablemente con Perú no se pudo. Tres puntos contra Paraguay eran importantísimos para seguir manteniendo las aspiraciones. Sabemos que será complicado, que está todo pegado, y que se definirá a lo último. En casa no podemos dejar escapar puntos.

Será un partido muy complicado, muy difícil. Ecuador tiene un equipo muy bueno, rápido de mitad de campo hacia adelante, que en cualquier momento puede generar peligro. En su casa se ha hecho fuerte, aunque de visitante ha dejado escapar puntos. No deja  de ser peligroso. Cuando juega a la contra te hace mucho daño".