Armando el rompecabezas: así llega Venezuela a la concentración de Maturín


A César Farías, ante las siete bajas que sufre Venezuela para jugar ante Ecuador, le tocará rearmar el equipo.Sector por sector, presentamos el análisis. 


Arquería
Dani sale a ratificar su momento
El caraqueño Daniel Hernández, Dani, se ganó su titularidad en la arquería tras la gran actuación frente a Paraguay en Asunción, en el triunfo 2-0. La lesión de Renny Vega refuerza su presencia en el once titular de Venezuela contra los ecuatorianos en Puerto La Cruz.
En caso de emergencia, la experiencia y la solvencia de José Leonardo Morales pueden trabajar en el arco venezolano. Como tercer portero se encuentra el joven Alain Baroja, del Caracas FC, atento con lo que pueda ocurrir.

Defensa central
La duda está en el compañero de Amorebieta
El retorno de Fernando Amorebieta es la mejor noticia para una Venezuela que perdió por sanción a Oswaldo Vizcarrondo, muro defensivo y cabeceador letal, y por lesión al disciplinado Andrés Túñez. El del Athletic pone garra y marcaje, además de juego aéreo, en la zona central zurda.
Pero el centro por la derecha inspira dudas. Sin Vizcarrondo, suenan para la titular Grenddy perozo, Carlos Salazar y el multiusos Rolf Feltscher. Perozo sería, por experiencia, el principal aliado de Amorebieta. Solo falta esperar por la decisión final del seleccionador.

Defensas laterales
Rosales y Cichero, los de mayor peso
Los habituales titulares en las bandas defensivas están en la concentración. Roberto Rosales, que ante Paraguay se sacrificó como lateral por la izquierda tras la baja por expulsión de Gabriel Cichero, estaría por la derecha. Cichero regresó tras su sanción y es, por experiencia, el que tiene más posibilidades para cubrir la zona izquierda.
El seleccionador César Farías tiene múltiples opciones para las bandas, pero ninguna es superior a Rosales y a Cichero. Los diestros Alexander González y Pablo Camacho y el zurdo Ruberth Quijada, hasta el comodín de Rolf Feltscher para ambos lados. Los carriles venezolanos están engrasados para subir y bajar.

Medio de contención
Franklin Lucena con su cupo asegurado
El largo proceso de recuperación de Tomás Rincón, que ocasionó su baja para el duelo del 16 de octubre, priva a la Vinotinto de un jugador todoterreno, sacrificado y con liderazgo en el medio. Ese puesto tendrá que cubrirlo su mejor escudero, Franklin Lucena. La gran pregunta es ¿quién acompañará al llanero?
Contra  Paraguay estuvo Luis Manuel Seijas ayudando a Lucena, pero el valenciano hoy está suspendido. Julio Álvarez, dependiendo de su estado físico, podría hacer el trabajo de darle salida a Venezuela por el medio. Francisco Pol también fue llamado, pero su falta de experiencia con la Vinotinto le afecta. Si la necesidad es la de frenar a Ecuador, Ágnel Flores está disponible.

Medio de ataque
Falta el socio de Juan Arango
La zona más desfavorecida por las ausencias. César “Maestrico” González y Luis Manuel Seijas no estarán, y César Farías tendrá que pensar en el que complemente a Juan Arango. El maracayero irá por la izquierda, toca buscar quién presionará por la derecha.
Ronald Vargas es el primer nombre que viene a la mente, la inquietud es si su físico le permite estar los 90 minutos en Puerto La Cruz. Julio Álvarez, que también trabaja ayudando en la contención, puede estar al lado de Arango. Edgar Pérez Greco, más referenciado como punta que como volante, sería otra posibilidad en el once titular.

Delantera
Salomón espera por un compañero
Con Salomón Rondón viviendo un año genial, tanto en clubes como en la selección. Tiene 18 goles, cinco de ellos con la Vinotinto entre eliminatorias y amistosos. Ante Paraguay metió dos, y su puesto contra Ecuador luce casi seguro.  El problema es el segundo delantero.
En Asunción, Farías optó por la sorpresa, utilizando al veloz juvenil Josef Martínez. Sin embargo parece difícil que repita. El seleccionador no podría utilizar a “Miku” Fedor si sale con Rondón como titular (quiere movilidad), así que Frank Feltscher y Richard Blanco tienen mayor posibilidad para estar en el once al lado de Salomón.